viernes, 26 de diciembre de 2008

MAYBE I'M AMAZED / PAUL McCARTNEY



Maybe I'm Amazed es una canción compuesta por Paul McCartney, lanzada por primera vez en su álbum McCartney el 17 de abril de 1970. Aunque la versión de estudio del álbum nunca fue lanzada como sencillo, la canción es una de las más famosas de McCartney. Originalmente, éste le dedicó la canción a su esposa, Linda, quien lo acompañó luego de la ruptura de The Beatles.

McCartney escribió la canción en 1969, poco después de la ruptura de The Beatles, habiendo declarado previamente que su esposa Linda lo había ayudado durante el difícil proceso. Esta es una de las cinco canciones que le escribió a ella, junto con "I Will", "Two of Us", "The Lovely Linda" y "My Love".

La versión original de estudio de la canción terminaba progresivamente en lugar de un final completo, pero McCartney decidió componer un final que pudiese interpretar en las versiones en vivo de la canción. El 4 de febrero de 1977, fue lanzada una versión en vivo de la canción del álbum de 1976 Wings over America, de la banda de McCartney llamada Wings, y se convirtió en un éxito en los Estados Unidos llegando al décimo puesto en los principales rankings del país. Por otra parte, distintas versiones de la canción fueron incluidas en otros álbumes de McCartney, incluyendo Back in the U.S. y Back in the World. "Maybe I'm Amazed" se ha convertido en una de las canciones principales en los conciertos de McCartney, junto con "Band on the Run" y "Live and Let Die".

Como un dato curioso: la canción fue incluida en un episodio de la serie animada Los Simpson titulado "Lisa the Vegetarian", en el cual Paul y Linda McCartney fueron las estrellas invitadas. En el episodio, Paul ayuda a Lisa a continuar siendo vegetariana y le dice que si escucha "Maybe I'm Amazed" al revés, se revelaría una receta secreta de sopa. La canción luego suena durante los créditos finales del episodio, y, si se escucha con atención, se oye el mensaje subliminal. El cambio de la canción fue creado por los productores de la serie para este episodio en particular, y no aparece en la letra original.

Está catalogada como una de las mejores canciones de amor de McCartney, alcanzó el puesto #338 en la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos publicada por la revista Rolling Stone en noviembre de 2004, y es la única canción de McCartney como solista que forma parte de la lista.