lunes, 29 de diciembre de 2008

THE SOUNDS OF SILENCE / SIMON & GARFUNKEL



The Sounds of Silence es una canción que popularizó en la década de los 60 el dúo estadounidense Simon & Garfunkel.

Fue escrita el 19 de febrero de 1964 por Paul Simon, tras el asesinato del Presidente John F. Kennedy, que ocurrió el 22 de noviembre del anterior año. Simon estaba seguro de que la canción sería una forma de recoger el sentimiento emocional popular tras el desafortunado suceso.

La canción, interpretada por ambos miembros del grupo y acompañada por la guitarra de Simon, fue originalmente grabada como una pieza acústica de su primer álbum, Wednesday Morning, 3 A.M., pero posteriormente fue retocada con instrumentos eléctricos, y reeditada como single en septiembre de 1965, el cual llegaría a alcanzar el número uno de las listas americanas el día de Año Nuevo de 1966. Esta versión se incluyó en el álbum Sounds of Silence.

Si bien en el primer álbum aparecía con el nombre The Sounds of Silence, éste sería cambiado por The Sound of Silence (le quitan una "s") a partir de su aparición en el álbum Sound of Silence. Ambas formas, aparecen a lo largo de la letra de la canción.

El tema ocupa el puesto centésimo quincuagésimo sexto de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone.

PD: En algunas misas catolicas he escuchado este tema...

6 comentarios:

Madgirl1986 dijo...

Sí, en mis recuerdos de niña siempre está esa versión de Iglesia que dice algo así: ...en el pan de la unidad Cristo danos tú la paz y olvídate de nuestro mal si olvidamos el de los demás, no permitas que caigamos en tentación oh Señor ten piedad de nosotros''

CamiLo PaLechor VeLasquez dijo...

a mi me parece que la canción es no es cristiana ya que se refiere a algunas personas diciéndoles "Y LA GENTE SE INCLINÓ Y REZÓ
AL DIOS DE NEÓN QUE CREARON." osea que hace una especie de critica diciendo que Dios no los creo sino ellos a Él tan artificial como el Neón.

Ivan Walls dijo...

Según dijo el propio Simon sobre su composición, estriba en la sencillez de su letra y melodía. “Es una letra para jóvenes de 20 años, habla de soledad, incomunicación… era una rabia post-adolescente, nadie habla, nadie escucha a nadie… pero conectaba con la gente. Porque era una melodía sencilla y fácil de cantar… no es sofisticada, es un sentimiento que tenía en aquel entonces. Debo haber cogido ideas de cosas que leí en libros, o de la Universidad… “

De hecho, se ha comparado la letra con frases de "El Lobo Estepario" de Hermann Hesse.

Harry Haller, el protagonista, también camina solo de noche bajo la lluvia y habla de adoquines, lluvia, calles estrechas, farolas que relucen y se reflejan en el suelo. También levanta el cuello de su abrigo para protegerse del frío. Y también descubre una luz de neón en la noche en forma de anuncio luminoso. Una imagen romántica de la soledad.
Y claro... la canción no es para nada religiosa o católica; de hecho, arbitrariamente y sin consentimiento de los autores, grupos católicos cantaron esta melodía con letra religiosa por años, otro descarado plagio en nombre de la religión.

Francisco Enrique León dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco Enrique León dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco Enrique León dijo...

Hay canciones que nos acompañan siempre y trascienden lo que significaron en su momento, por muy grande que fuera lo que representaron; el nacimiento con fuerza poética del folk-rock. Pude escuchar hace poco a Paul Simon en Madrid y no pudo irse sin volver a interpretarla. Él que acabó dando más importancia al sonido no puede escapar de la significación ni la importancia de sus primeros poemas. Solo nos dejó cinco de ellos y algunos nos sentimos un poco tristes.

Un blog soberbio, comprendo perfectamente la popularidad que goza. Sigue habiendo personas que disfrutan de la calidad.