viernes, 26 de diciembre de 2008

SYMPATHY FOR THE DEVIL /THE ROLLING STONES



Sympathy for the Devil es una canción de la banda británica The Rolling Stones que abre su famoso álbum de estudio de 1968 Beggars Banquet.

Es considerada por la crítica musical como una de las mejores grabaciones de la banda y una de las mejores de la historia del rock. En el año 2004, la revista Rolling Stone incluyó a la canción en el puesto 32 en su Lista de Rolling Stone de las 500 canciones más grandes de la historia. Ademas de ello, "Sympathy for the Devil" ha sido usado en la banda sonora del videojuego "Tony Hawk's Proving Ground" y en varias bandas sonoras de peliculas y series. Cabe señalar que Sympathy for the Devil también es el título de una película de 1968 de Jean-Luc Godard (titulada One plus One en Europa) acerca de la contracultura americana de finales de los sesenta. La película muestra el proceso de grabación del tema por parte de los Stones.

La composición de "Sympathy for the Devil" fue totalmente idealizada por el vocalista del grupo Mick Jagger, se ha dicho que su letra estuvo inspirada por la novela de Mijaíl Bulgákov El maestro y Margarita, que llegó a manos de Jagger a través de su novia de aquel entonces (una de cuantas eh!!), la cantante y actriz británica Marianne Faithfull. Aunque algunas estrofas también parecen asemejarse a un pasaje de la obra The Devil and Daniel Webster, de Stephen Vincent Benét.
En una entrevista de 1995 a Rolling Stone, el cantante declaró que creía que había tomado la idea de algún escritor francés, tal vez de Baudelaire, aunque podía equivocarse. También afirmó que inicialmente escribió la canción como si fuese un tema folk de su idolo Bob Dylan.
Si hablamos en el plano musical, esta cancion es distinta en la instrumentación, donde no coincide con una canción de rock. No se compone de los ritmos de cuatro tiempos (4/4) básicos de este género, esta es propulsada principalmente por el bajo y seguida por la batería.
Abre con percusiones a un ritmo de samba, tapado por los Tom-toms (timbales de la bateria), al que lentamente se le van añadiendo las congas y las maracas (un ritmo bastante latino).
Con un ambiente selvático, Jagger grita en falsetto simulando a un chimpancé, y se sigue repitiendo por un tiempo prolongado. El sonido se va haciendo más tribal mientas más avanza el ritmo, a manera de una fiesta vudú o una ceremonia de sacrificio en lo profundo del África, a lo que el interprete gruñe y súbitamente. Antes de comenzar las cuatro primeras líneas, el bajo hace su aparición, creando con las percusiones de fondo un ambiente pacífico, distinto al que dominaba a principios de la canción. Para dar paso a la voz de Jagger que a medida que pasa el tiempo en la cancion se torna mas rabiosa.

Con respecto a la letra de "Sympathy for the Devil" podemos escuchar que su temática con gira alrededor de las relaciones sexuales o los problemas amorosos, muy recurrentes en este género.
Cabe señalar que en la época de publicación del álbum, los Stones ya habían desatado críticas a causa de letras sexualmente explícitas, como fue el caso de Let's Spend the Night Together. También se habían producido las primeras acusaciones de satanismo, debido a que su anterior álbum se titulaba Their Satanic Majesties Request (aunque las letras de sus canciones no contenían referencia satánica alguna). Sympathy for the Devil volvió a traer estas críticas a primer plano, desencadenando rumores entre los medios de comunicación y temores entre los grupos religiosos. Estos rumores afirmaban que los miembros del grupo eran adoradores del diablo (?) y que suponían una perversa influencia para los jóvenes. No obstante, debe señalarse que una de las posibles interpretaciones de la letra es que "el diablo" es de hecho un miembro más de la humanidad.

La canción podría reinterpretarse como una crítica a la inmoralidad de la propia humanidad o a su hipocresía al levantar una figura metafórica del mal en lugar de buscarlo en su interior. En una entrevista con la revista Creem, Jagger reflexionaba sobre la polémica y afirmaba que le extrañó que se les tildase de adoradores del diablo por tan sólo una canción ("no se trataba de un álbum lleno de signos ocultos en el dorso").

La controversia acerca del tema pudo haber sido todavía mayor de no ser porque el primer sencillo del álbum, Street Fighting Man levantó más polémica todavía. La canción fue publicada junto con No Expectations en agosto de 1968, año del asesinato de Martin Luther King, en el que tuvieron lugar en Estados Unidos numerosas revueltas raciales y protestas contra la Guerra de Vietnam (como la que tuvo lugar aquellos días en la Convención Demócrata).

En diciembre del año 1969, la canción volvería al ojo del huracán tras el concierto gratuito que el grupo ofreció en Altamont, California. Lo que pretendía ser la respuesta al Festival de Woodstock acabó convertido en un caos debido a la contratación de una banda de motoristas, los Ángeles del Infierno, como encargados de la seguridad. Mientras el grupo interpretaba Sympathy for the Devil comenzó un altercado delante del escenario, que acabaría con la muerte del joven Meredith Hunter a manos de los Ángeles. Aunque en realidad la muerte se produjo mientras el grupo interpretaba Under My Thumb, Sympathy fue el tema que se vio salpicado por esta tragedia, lo que llevó al grupo a no volver a interpretarlo durante ocho años.
Que la disfruten!!


Fuente: Wikipedia

No hay comentarios: