lunes, 17 de octubre de 2011

I'M IN LOVE WITH MY CAR / QUEEN



"I'm in Love with My Car" es una canción de la banda británica Queen, que fue lanzada como single un 10 de Octubre del año 1975 como lado B de la emblemática e histórica "Bohemian Rhapsody".
La canción forma parte del repertorio del LP "A Night at the Opera", uno de los trabajos musicales mas aplaudidos de esta banda, donde cada píeza musical tiene un tinte teatral mezclado con el rock mas duro o con la balada mas suave y simple. Esa mezcla musical, hacía que el disco sea una joya histórica y que quedara como uno de los trabajos musicales mas influyentes en la historia del rock.

En esta ocasión, el encargado de llevar la batuta de la banda es el baterísta Roger Taylor, quien quizo dejar de lado por un rato sus tambores y platillos para pescar una guitarra t grabar un "demo" casero y así dar su aporte al disco que estaban trabajando como banda.
Una de la canciones que salieron de esas sesiones privadas, era un potente hard rock con una llamativa letra que hablaba sobre un hombre que amaba tanto a su coche que dejaba de lado hasta a las novias.

Taylor, que era un amante de la velocidad y de niño manifestaba un fanatismo por la marca Ferrari, le había dedicado esta pieza musical a uno de los roadies de la banda, de nombre Jonathan Harris, que compartía el gusto por los carros y que en más de una ocasión señalaba que su Triumph TR4 era el "amor de su vida".

Pero tras escuchar el "demo" casero junto al guitarrista Brian May la cosa se puso de otro color. El melenudo dueño de las seis cuerdas de Queen no podía creer lo que estaba escuchando y simplemente le díjo a su amigo: "Ojalá sólo sea una broma". Es que nadie entendía la pieza de Taylor, y al final simplemente la aceptaron con el fin de que formara parte del disco como "relleno".
May colocó las guitarras y Taylor se hizo de la voz principal, al estilo Rod Stewart. Poco a poco, a medida que avanzaban las sesiones, la canción fue tomando forma y llamando la atención de los demás músicos y no sería una sorpresa lanzarla como single.

Con una letra irónica, que puede ser entendida como un relato de un tipo machista que prefiere su auto ante las chicas o de una persona que se derrite por los autos. Dá lo mismo eso, lo que importa para el fanático es que es una pieza que no fue de relleno, y su aplastante riff de guitarra bajo una cortina de Hard Rock es un lujo.
En la producción de la canción, Taylor también se dió un gusto personal y dejó para la eternidad un efecto sonoro hecho por el motor de su Alfa Romeo, el auto que tenía en ese entonces.

Una vez terminada la canción, el baterísta alegó tener mas participación dentro de la banda y dejó en claro que esta era su oportunidad y de la mano de "I'm in Love with My Car" podía tener ese gusto.
Pero la tarea no era fácil, ya que el repertorio del disco estaba lleno de buenas canciones,donde cada una tenía méritos para ser single. Sin embargo, el primer corte sería "Bohemian Rhapsody", y como lado B aún se buscaba una canción, y ahí fue donde Taylor empezó a jugar sus "fichas".
Para ello el baterísta tuvo que hablar a solas con Freddie Mercury, quien era el detallista y el que ponía la voz de mando en la banda. Tras una tensa reunión, el cantante y figura de la banda decidió darle esa oportunidad a Roger y este saltó de alegría.
"I'm in Love with My Car" fue la compañía perfecta para "Bohemian Rhapsody", ya que calzaba en un contraste sano, donde una pieza de alta calidad en cuanto a producción e imaginación musical tenía su remate con una nueva canción rockera pero en voz del baterísta, con aroma a pistones y bujías y que además llevaba una frase muy singular: "Dedicated to Johnathan Harris, boy racer to the end".

Asi que será mejor que se pongan el cinturón de seguridad, aplasten el acelerador y empiezen a disfrutar de esta potencia de canción cantada con toda el alma por el gran Roger.
Queeee la disfruuten!

3 comentarios:

Sergio dijo...

Desconocía las singularidades de Taylor por su pasión por la velocidad, ahora se explica el protagonismo que cobra en el tema de esta obra maestra que es "A Night at the Opera".
Muy interesante, como siempre. Gracias por aportar esa visión de la música.

Jimmy_Jazz dijo...

Exacto, de hehco en el "Innuendo" Roger vuelve a esta temática con "Ride The Wild wind", otra rola de calidad...

Un abraoz y gracias por ser un lector adicto a nuestro Blog!

pablo_uru dijo...

Hola Jimmy. Te felicito por tu análisis de esta canción del blondo. Yo también tengo un blog que analiza un poco el detrás de cada canción, pero sólo lo hago con Queen. Creo que cuando tenga que analizar la letra de I'm in love with my car voy a tener que ingeniarmelas bastante para escribir algo diferente a lo muy bueno que escribiste aquí. Seguiré leyendo tu blog y ya de paso te invito a que pases por el mio, aparece la dirección en mi perfil. Saludos.