sábado, 8 de octubre de 2011

PLAY THAT FUNKY MUSIC / WILD CHERRY



"Play That Funky Music" es una canción de la banda estadounidense Wild Cherry, que fue lanzada como single en Septiembre del año 1976.
Los Wild Cherry fueron fundados por el señor Rob Parissi (quien era el cantante, el guitarrista el compositor de la banda) por el año 1970 en Mingo Junction, Ohio. Influenciados por la música de los Yardbirds y de la Sly & the Family Stone, esta banda que llevaba el nombre de una pastilla para la tos fue tomando fuerza dentro de la escena musical local, hasta que lograron firmar un contrato musical serio con la discográfica Brown Bag a mediados del año 1975, pero tras varios intentos por lanzar una canción o una re-versión de algún clásico sesentero la banda decidió abandonar esa casa de grabación y pasar a formar parte de las filas del sello Epic, y con eso empieza la historia de esta canción...

A finales de ese año, la banda estaba formada por Rob Parissi en voz y guitarra, Allen Wentz en bajo, Bryan Bassett en segunda guitarra, Ronald Beitle en batería y Mark Avsec en teclados. Con esa alineación empezaron a grabar su primer LP formal, el cuál tendrá un giro musical que cambiaría el destino de la banda.

Resulta, que por esos días Parissi andaba vuelto loco buscando alguna idea o alguna influencia que lo acercara hacía una canción que fuera un hit potente que pegara en todas las radios y en los programas de televisión.
Asi que el líder de la banda decidió darse un paseo por todo el panorama musical que estaba de moda en esos años y decidió suscribirse a la revista Billboard, con el fin de analizar y escuchar las canciones que pegaban en ese mítico año 1975. Fue en ese proceso de investigación en que Parissi se dió cuenta que el nuevo estilo que la estaba llevando en los medios era el Funk.

En un principio Parissi quería jugar con el riesgo, y no temer a ser demandado si copiaba algún acorde de alguna pieza famosa, asi que día a día iba analizando la Billboard y escuchando cada uno de los singles que estaban de avanzada en esa prestigiosa lista.
Una de las canciones que dejó con los pelos de punta a Parissi fue la gozadora "Fire", de la banda The Ohio Players. Para el líder de la banda, esa canción sonaba fenomenal y pegaba de inmediato, en especial los juegos de voces utilizados y la línea del bajo, que estaba de "diez puntos".Y fue esa melodía dela cuál tomó algunos detalles armónicos para constuir un futuro hit, aunque le faltaba una buena letra...

Pero tras escuchar esa canción, y quedar maravillado con los arreglos y la producción, Parissi empezó a dudar sobre el caso en que la banda empezara a tocar Funk, ya que ellos estaban con una extensa programación presentandose en varios clubes nocturnos como una agrupación que hacía e interpretaba Hard Rock, y obviamente el cambio de estilo musical sería muy brusco.
Pero el fenómeno de la música disco y del Funk estaba tan de moda que todo tenía que estar bajo esos acordes. Asi fue como una noche mientras la banda tocaba en un Pub, se dieron cuenta que los extensos riff's de guitarra y el abanceó de las melenas ya no provocaban la histeria de antaño, y mientras preparaban sus instrumentos para una nueva canción dentro de su repertorio, Parissi escuchó a un espectador que les gritó: "¡Pongan algo de música funky, chicos blancos" y acto seguido el baterista Ron Beitle tocó un improvisado ritmo con aroma a esa música tan de koda por esos años.

La idea de crear el hit había tomado forma esa noche, la frase "Play some funky music, white boy" quedó en la memoria de Parissi, quien luego de la actuación partió rapidamente a su hogar para escribir la letra sobre esa base musical influenciada por "Fire" que tenía guardada en uno de sus escritorios.

Al otro día, cuando la banda estaba ensayando su repertorio que entraría en su primer LP, Parissi dejó en claro que de ahora en adelante mezclarían sus gustos rockeros con la diversión y el glamour del Funk, y su primer paso en esta fusión se llamaba "Play That Funky Music", una explosiva canción sacada desde las intensas investigaciones con la Billboard en mano y la experiencia en vivo de que la gente adoraba disfrutar sus momentos con esa música.

En esas sesiones de grabación, otro personaje que tuvo gran protagonismo en la edición y arreglos de la canción fue el productor e ingeniero de sonido, Ken Hammond quien sugirió amablemente a la banda que empezaran mezclando las partes de batería y bajo, con el fin de lograr un sonido distinto y de calidad ante la amplia gama de "rolas" que andaban navegando en los charts mundiales que sonaban a un Funk ligero y sin tantos arreglos ni retoques serios a su estrusctura armónica. El trabajo de Hammond fue notable, ya que en ese encontencos ninguna banda se había atrevido a experimentar grabando en primera nstancia a la bateria y el bajo, que son el corazón y la columna vertebral de toda canción pero que muchas veces se les dejaba para el final. Esta nueva técnica de grabación con el paso de los años se haría muy popular, especialmente en aquellas que iban directamente relacionandas con las pistas de baile.

Una vez grabada la canción, aparecieron en la escena Carl Maduri y Mike Belkin, los propietarios del sello Epic-City Records, quienes estaban al tanto de la situación de sus nuevos obreros musicales (?). Una ve zque escucharon las canciones del disco, dejaron abierta la opción de lanzar como single a "PTFM" pero acompañando como lado B de la potente re-versión de "I Feel Sanctified", que pertenecía originalmente a los Commodores.
Pero finalmente la banda decidió jugar de local ( y salirse con la suya desde el debut) y lanzar esta canción escrita por Parissi y de inmediato hacer historia...

En pocas semanas todas las discos y todos los medios gozaban al ritmo de "Play That Funky Music" que ya llevaba vendidas mas de dos millones de copias en el mundo y además lideraba el Billboard Hot 100, y estuvo en esa posición por casi 3 semanas del otoño de 1976.
Con el rotundo éxito de la canción, la banda tomó las fuerzas necesarias para entrar a tocar por todo Estados Unidos y parte del mundo. Sonaron en todas las estaciones de radio, la frase que daba título a la canción se repetía mil veces entre la juventudo como una forma de demotrar su terreno y adorar a este nuevo estilo de baile que la estaba rompiendo en todos lados.

Lamentablemente, el éxito mundial gracias a esta canción dejó muy marcada a la banda, y tras lanzar varios singles con ritmos Funk, ninguno tenía la energía y la onda de su antecesora y simplemente por esa causa la banda se fue perdiendo en los charts hasta quedar casi en el olvido... Pero el Funk les dió una bonita primavera!
Queeee laaaa disfruten!