jueves, 24 de noviembre de 2011

THAT WOULD BE SOMETHING / PAUL McCARTNEY



"That Would Be Something" es una canción del músico británico Paul McCartney que fue incluída en su llamativo disco debut como solista: El oscuro y melancólico "McCartney", que fue publicado un 17 de Abril del año 1970.
Dicho disco, que marcó el debut en solitario de un depresivo Paul tras la ruptura con The Beatles, es una joya musical que con el paso de los años fue muy valorada, e incluso se ganó muchas buenas criticas por parte de la prensa. Es que su especto "casero" (con una producción barata)lo hace ser un disco raro pero a la vez exquisito, con canciones llamativas y marcadas por letras melancólicas y de poco contenido de "relleno".

Tras la ruptura con The Beatles fue Paul quien se llevó la carga más pesada tras querer seguir estirando el chicle de la historia de esa mítica banda cuando sus demás compañeros ya tenían proyectos nuevos y altamente novedosos. Por ello el músico se dejó crecer la barba, empezó a beber en exceso y decidió pescar sus maletas para irse a esconder con su familia a su retirada granja ubicada en High Park Farm, Escocia. De paso, dejó por un tiempo la guitarra para dedicarse de lleno a las labores de un buen agricultor junto a su esposa Linda.

Pero esa idea de dejar la música no iba con Paul. Un fanático de la guitarra y un compositor de la calidad de él no podía estar mucho tiempo sin empezar a trabajar en nuevas canciones. Por ello, un día decidió dejar de cuidar sus carneros y ovejas, para pescar nuevamente su "viola" y echar a volar la creatividad, total la separación de los Beatles no podía quitar los talentos de sus componentes.

De manera artesanal, pero con mucho amor por la música, Paul empezó a grabar sus demos en un improvisado estudio de grabación que hizo en uno de los establos de su granja. Entre esas paredes, el ex-Beatle dió rumbo a todas sus ideas que andaban pidiendo libertad.
El único problema era el no tener a su lado una banda de músicos que lo acompañara, y eso fue solucionado simplemente con esfuerzo y ganas de sobresalir ante esos días tan confusos.
Asi fue como Paul empezó a mezclar cada instrumento, donde tocaba de las guitarras hasta la batería. Tambien se dió el lujo de tocar piano, teclados, y dar rienda suelta a todas las experimentacionescon diversos sonidos y efectos que encontraba en las mesas y las perillas.

Una de las primeras canciones que grabó en ese invierno del año 1969 fue una pieza con aires Folk llamada "That Would Be Something". En esta canción Paul tocaba las guitarras acusticas, bajo y la batería, donde navega por una melodía simple pero a la vez llamativa, digna de su estilo como compositor y con la cuál recorre el mundo deleitando a su fanaticada.
"Esta canción fue escrita en Escocia en 1969 y fue grabada en mi casa en Londres - luego hice las mezclas en el estudio 2 de EMI. Sólo contaba con un micrófono, y con una mezcladora en mal estado. Luego llegó una nueva y la terminé " señalaría Paul en una entrevista en 1970.

Finalmente, el 22 de Febrero de 1970, en los estudios Abbey Road, McCartney terminó de grabar la canción en una sesión que duró casi toda la noche.
El resultado final fue una pieza maravillosa, aunque algo oscura e su melodía, pero a la vez la canción con mas sonido rockero del disco junto a la frenética y romántica "Maybe I'm Amazed".
De hecho, una vez que el disco salió a la venta, la critica quedó muy asombrada con este disco McCartney que de verdad fue hecho en calidad de solista a secas. Pero no sólo la prensa dió tintes positivos a este disco y a la canción, sino que también su ex-compañero de banda, el señor George Harrison manifestó su impresión sobre este disco un 25 de Abril de 1970 a una radioemisora de Nueva York: " Para mí "That Would Be Something" y "Maybe I'm Amazed" son las mejores canciones del disco. El disco es bueno, pero un poco depresivo, y quizás eso le juega en contra, creo yo. Pero no era para esperar tanto, y el resto del disco es relleno. Creo que sólo esos dos temas son los mejores y los demás siceramente no me gustan". Con esas palabras, Harrison dejaba en claro que la relación con Paul no estaba aún del todo sana, y que el quibre interno de The Beatles aún los tenía echando balas a distancia.

Una semana antes de publicar el disco de manera oficial, McCartney decidió enviar algunas copias de su disco a algunas radios y canales de televisión. En dichos disco iba incluída una hoja firmada por Peter Brown, entonces gerente de lo que quedaba de Apple, donde le daban la oportunidad a los medios a escribir las preguntas que Paul contestaría en una conferencia de prensa para presentar oficialmente su LP. La pregunta 28, que trataba sobre la separación de The Beatles, fue contestada de manera lapidaria por Paul , la cuál cayó como una bomba para la escena musical británica. "Ya no soy parte de Beatles" fue la respuesta del músico.
Hoy en día, ese disco, con la carta ya señalada, vale millones y más de algún fanático se debe frotar las amnos para tenerlo en su estante...

Ni el luto Beatle, ni las palabras de sus ex-compañeros hicieron que "McCartney" fuera un LP exitoso. Horas antes de salir al mercado, ya había 19.000 pedidos por adelantado en todo el Reino Unido lo cuál hizo que el disco de manera inmediata entrara en los primeros 10 puestos de los charts. Finalmente, el disco llegó a vender más de dos millones de copias en todo el mundo y quedó con el trabajo mas popular de este destacado músico, que pasaba las penas con un buen rock and roll bajo el brazo.
Que la disfruten!