domingo, 15 de abril de 2012

FRIDAY ON MY MIND / THE EASYBEATS



"Friday on My Mind" es una canción de la banda australiana The Easybeats, que fue lanzada como single un 17 de Noviembre del año 1967.
A pesar de que los integrantes de la banda no tenían la nacionalidad australiana puesto que eran de familias inmigrantes (del Reino Unido y de Holanda específicamente) que llegaron a esas tierras en el periodo de la Post-Guerra, los Easybeats dejaron un legado histórico para toda la escena rockera de ese país con sus vibrantes y poderosas piezas rockeras influenciadas por la psicodelia del momento y los aires de la ya aplaudida musica "Beat".
Los Easybeats estaban integrados por Stevie Wright en voz, y Gordon "Snowy" Fleet en batería (ambos de Inglatera); además del guitarrista George Young (de nacionalidad escocesa y además hermano mayor de los fundadores de la emblemática banda AC/DC) ; el también guitarrista Harry Vanda y el bajista Dick Diamonde (ambos de Holanda). Juntos hicieron bailar y saltar a su pais adoptivo, ganándose el respeto y la admiración de los medios.

La base de la banda se encontraba en Sydney, y allí era donde a mediados d elos 60's tenían su sala de ensayo y también donde recorrían los garitos tocando y ganando dinero por sus espectaculares acutaciones llenas de energía y rock de verdad.
Tras una serie de cambios de nombres, hasta llegar a su nombre mas reconocido, la banda ya intentaba mostrar que no solo vivirían de viejos "covers" de The Beatles y todos los secuaces que iban detrás de ellos, y que también lograrían fama con canciones originales.
Los primeros que tomaron las riendas de la creatividad fueron Young y Wright, quienes crearon un repertorio musical muy variado, donde sus influencias estaban a la vez muy marcadas en cada acorde. Ese puñado de canciones (donde podemos destacar a "For My Woman" , "She's So Fine" , "Wedding Ring" , "Come and See Her" y "I'll Make You Happy") fueron dueñas de los primeros puestos de los charts australianos, y dejando muy en claro que ellos eran la revolución del rock australiano. Pero ahora su discográfica quería probar suerte fuera del país, y para ello la banda decide ir en 1966 a probar suerte a Inglaterra, donde el sello Parlophone los quería tener sí o sí, e incluso ya le tenía productor: El emblemático Shel Talmy.
Tras dejar grabado un concierto de despedida para su fanaticada local , el emblemático show televisivo Coca- Cola Special, los Easybeats pescaron sus maletas y se embarcaron en su travesía por Londres, donde las cosas no empezaron tan bien como lo tenían planificado junto a su manager.

Primero, sus canciones que eran furor en Australia, ni siquiera sonaban en las radios en tierras británicas. Es que el fenómeno "Beat" en esos lares hacía rato que ya estaba en el olvido, ya que en ese entonces el "Revolver" de The Beatles era obligación escucharlo y también aparecían en escena otras bandas, como los Who o los Kinks, con un rock renovado, a ratos sucio en su producción pero efectivo ante una juventud con sed de riffs y locura sobre los escenarios.
Tras darse cuenta de este rotundo fracaso, la banda decidió escribir nuevas canciones tomando esos nuevos sonidos y retocando el ambiente donde estaban ahora probando suerte para lograr la fama definitiva.
Esta vez las riendas creativas fueron tomadas nuevamente por George Young, pero con un leve cambio; aparecía en escena Harry Vanda, quien tras agarrar experiencia con la banda decidió entrar a componer nuevo material.
Ambos músicos encontraron una canción definitiva una tarde en que estaban en el Hotel, esperando ir a un show televisivo. En ella los músicos recordaban parte de su infancia, en especial cuando pasaban jugando o conversando en esas largas y calurosas tardes de viernes en los extensos patios de los hostales en Sydney donde sólo vivían inmigrantes. Esos viernes cuando ya no había escuela, cuando se esperaba por la cena familiar y el descanso daba la bienvenida tras una semana dura o llena de trabajo. La canción llevaba por título "Friday on My Mind".

Con cierto toque Beatle en su estructura musical, "Friday On My Mind" contiene un manto de riffs de guitarra llena de energía y decorada por llamativos juegos de voces, que la hacen destacar aún más en toda su esencia.
Este homenaje a los "fines de semana", fue el mejor "caballito" de batalla para la banda en su estadía en tierras británicas, ya que de inmediato empezó a sonar en las radios, y a la vez de manera rápida fue tomada como un himno para la clase obrera, que siempre buscaba llegar a ese viernes por la tarde, cuando ya sólo podía venir la diversión y la junta familiar o con amigos para olvidar los malos ratos o sacar la tensión de la "pega".

"Friday on My Mind" llegó a la casilla #6 del UK Singles charts casi un mes después de su lanzamiento en Noviembre de 1967, mientras que en Mayo de 1968 la banda sacaba aplausos, ya que por fín tenían una canción en los primeros puestos de Billboard Hot 100, ya que esta rola había entrado en la posición #16 y sonaba constantemente en las radios estadounidenses.
También logró llegar a los primeros lugares de los charts de Alemania, Bélgica y Francias. Mientras que en Australia, y como ya era costumbre para la banda, la canción llegaba al primer puesto de los charts.
Con esos premios, y con ese debut, nada hacía presagiar, de ahora en adelante, un fracaso para los Easybeats. Pero lamentablemente, el éxito de la canción fue tan fuerte que opacó a las demás piezas que fueron publicando bajo los créditos de Young y Vanda.
La travesía de la banda por el Reino Unido terminó en 1969, con tres interesantes discos bajo el brazo y un puñado de buenas canciones que tuvieron poca promoción pero que en calidad musical eran muy notables.

Tras su llegada a Australia, la banda empezó nevamente a agarrar fama, pero tras experimentar sonidos cn el Acid- Rock, su fama se fue perdiendo en los charts y la fanaticada dejó de escucharlo de manera repentina. Por ello, y tras varios cambios en su formación, la banda se separó de manera definitiva a finales del año 1969.
Tras ese repentino pero necesario punto final, Vanda y Young no se quedaron de brazos cruzados y empezaron a trabajar como productores, reclutando a nuevos talentos australianos: Como los legendarios AC/DC, el cantante John Paul Young (cuyo hit mundial, "Love Is In The Air" pertenece a esta dupla de compositores), y además aportaron canciones para el debut solista de su compañero Stevie Wright.

Para la escena rockera de Australia los Easybeat son ejemplo e influencia a la vez para la juventud y para la historia. Ellos dejaron el camino pavimentado, por lo que el resto de los rockeros australianos sólo deben aprender a caminar y a disfrutar.
Que la disfruten! Buen Domingo!