domingo, 23 de septiembre de 2012

I GOT A WOMAN / RAY CHARLES


"I Got a Woman" es una canción del cantante y compositor estadounidense Ray Charles, que fue publicada como single en Diciembre del año 1954 bajo la etiqueta del sello Atlantic.
Ciego desde los siete años de edad, esto no fue impedimento para que Ray Charles Robinson se iniciara en el estudio de la música mediante el sistema braille. Influenciado por su máximo ídolo, Nat King Cole, este jóven oriundo de Albany, Georgia, se convertiría en uno de los grandes de la música popular estadounidense gracias a sus magníficas composiciones e interpretaciones que giraban de manera espectacular entre el R&;B, el gospel, el jazz, el soul y el blues a secas. Influencia casi obligada para muchos músicos contemporáneos, Ray Charles supo hacer leyenda en la época en que el rock and roll andaba recien en pañales.

La historia de esta canción empieza en el verano de 1954, cuando Ray Charles y su banda iban en camino a un espectáculo donde compartían cartel junto a la cantante Ruth Brown. Mientras avanzaban en la carretera iban escuchando la radio, y quedaron boquiabiertos cuando dentro de la parrilla programática de su estación favorita apareció una canción llamada "It Must Be Jesus" del cuarteto vocal Southern Tones.
Charles y el trompetista de su banda, el tabién compositor Renald Richard,  quedaron fascinados con esta pieza musical y de inmediato armaron la idea de escribir una canción bajo esos acordes, y mezclar esa energía espiritual del Gospel con el Blues y el Jazz, para lograr algo interesante y que además vendiera.

Días después, Ray y sus músicos viajaron a Houston en 1954 y empezaron a grabar su nueva canción. Para esta ocasión Richard se hizo a cargo de la letra que hablaba sobre un tipo que pide a los cielos a una mujer que lo apoye y ayude a salir de tantos malos momentos; mientras que Charles estuvo en la música, donde hizo algunos arreglos a la canción de los Southern Tones, donde la melodía la dejó intacta pero le subió un semitono, dejando en claro que la diferencia musical sólo estaba marcada en la disposición y en la letra.
Una vez que la terminaron, Ray Charles se fue con la cinta bajo el brazo rumbo a los Atlanta Studios, que estaba ubicados en una estación de radio llamada Georgia Tech. En ese lugar, Charles le pidió ayuda al famoso productor Gerald "Jerry" Wexler, quien se hizo a cargo de los arreglos finales y también decidió acortar el tiempo de duración a tan sólo dos minutos y treinta segundos, puesto que era un requisito esencial para que apareciera dentro de la programación de las radios. Tras esos arreglos, fue un 18 de Noviembre de 1954 la fecha exacta de la grabación oficial de esta canción que haría historia.

Y claro que la hizo (y con harto picante), porque tras ser publicada como single en Diciembre, solo tuvieron que pasar unas cuantas semanas para que la canción estuviera en la cima de las listas estadounidenses de R&B y además empezara a generar polémica por mezclar un canto religioso con toques del Blues. Es que varios predicadores empezaron a gritar la cielo que esto era un pecado de los mil demonios, que  utilizar canciones religiosas y modificar sus acordes para  la música Pop era algo insoportable. Pero no sólo generaría eso en el ámbito religioso, ya que también aparecieron colegas de Charles que no les parecía muy oportuno pescar canciones religiosas y hacerlas Blues comercial donde un hombre en vez de pedir ayuda a un Dios, simplemente quiere a una mujer para salir de sus problemas. Uno de los que más hizo fuego con este asunto fue el cantante y guitarrista de Blues Big Bill Broonzy, quien calificó a "I Got a Woman" de "mezclar lo sagrado con lo profano".

Pero al final el éxito de la canción fue rotundo, y quedó como una de las piezas importantes para la evolución del rock, y como influencia para una gran cantidad de artistas que quedaron impactados con este rythm and blues. De hecho, los Southern Tones (dueños de la influencia de la canción) quedaron casi en el olvido eterno, el supuesto pecado programado por los predicadores se convirtió en el primer hit de Ray y mas encima con el paso de los años esta canción sigue sonando en las radios, y sigue apareciendo en los medios, como por ejemplo cuando a finales del año 2004 la revista Rolling Stones la dejó en la casilla #235 en su lista de las "500 Greatest Songs of All Time".
Que la disfruten!!


2 comentarios:

Sergio DS dijo...

Hoy compartimos leyenda en nuestros respectivos blogs, no podía ser de otra forma.
¡Buen homenaje!

Ali Orrala dijo...

es una de mis preferidas junto a gorgia on my mind me encantaría una entrada de esta canción