sábado, 13 de octubre de 2012

SUGAR BABY LOVE / THE RUBETTES

"Sugar Baby Love" es una canción de la banda inglesa The Rubettes que fue lanzada como single en Enero del año 1974.
Con una apariencia algo exuberante (raras boinas y chaquetones de tela), una performance bastante alocada y un sonido muy característico fueron los detalles que hicieron  que The Rubettes estuvieran en la cima del fenómeno del glam- rock setentero.
La banda empezó su carrera  en el año 1973, y estaba respaldada por dos compositores de renombre: Wayne Bickerton y Tony Waddington, y que además eran los manda-mases en el sello Polydor y buscaban atacar los charts con una nueva banda que estuviera a la par con otras agrupaciones que tomaron el "revival" del rock and roll a secas, como: Sha Na Na, Mud y Showaddywaddy. Finalmente el proyecto musical fue todo un éxito para el sello ya que lograron llegar a la cumbre de los charts en todo el mundo con exitosos singles y lograron resistir a varias críticas que los tachaban simplemente de música desechable y de mal gusto.

La historia de esta popular canción que llegó a vender 500 mil copias en el Reino Unido, empieza a mediados del año 1973, cuando los productores y compositores Bickerton y Waddington decidieron empezar a probar suerte con bandas jóvenes y aprovecha el "revival" del rock and roll de los 50's. Por si no lo sabían, ambos músicos ya tenían a sus espaldas una larga experiencia como líderes creativos, y data de 1960 cuando eran parte de la Pete Best Four, banda lideraba por el que fuera el primer baterísta de The Beatles y además fueron los creadores de la famosa "rola" "Nothing but a Heartache", que en voz de la agrupación estadounidense The Flirtations llegó a liderar los charts en la tierra de Homero Simpsons.
Pero en ese entonces la dupla de compositores tenía una misión muy particular: Participar en la competencia de Eurovisión. Para ello, escribieron y arreglaron una canción con aires a 60's titulada "Sugar Baby Love", la cuál fue de inmediato enviada a la banda Showaddywaddy, quienes terminarían rechazándola por encontrarla poco comercial. Pero estos dos compositores no se quedaron con los brazos cruzados y decidieron presentar  la canción al cantante Carl Wayne,  quien se encontraba preparando material para su carrera como solista tras dejar de ser integrante de la banda The Move, pero al igual que la banda anterior, la canción no tuvo mucha aceptación y resultó ser rechazada por los agentes del músico.

Tras esas dos malas experiencias, Bickerton y Waddington  decidieron reclutar a varios jóvenes con aspiraciones artísticas con el fin de grabar y lanzar esta canción que tanto les gustaba y los hacía soñar con la fama otra vez.  Fue en ese momento en que decidieron poner todas sus energías y creatividad en un grupo llamado The Rubettes, que estaba conformado por Alan Williams en guitarra y voz,  John Richardson en batería y voz, Mick Clarke en bajo y voz,  Tony Thorpe en primera guitarra, Pete Arnesen en el piano y Bill Hurd en teclados.
Pero cabe señalar que en la grabación de "Sugar Baby Love", que se llevó a cabo en Octubre de 1973 en los Landsdown Studios de Londres, participó un grupo de músicos de sesión que trabajaron arduamente con   Waddington. Mientras que la voz principal estuvo a cargo de Paul Da Vinci (cuya verdadera identidad es Paul Prewer) y que fue contactado por los productores de Polydor debido a su gran talento en el falsetto y que no quizo participar en el proyecto musical debido a que quería continuar su carrera como solista.  Mientras que los arreglos de cuerdas estuvieron a cargo del talentoso productor y músico Shury Gerry, quien tras escuchar el resultado final simplemente exclamó en el estudio: "Esto no va a funcionar. No se pueden confiar que van a ser exitosos con ese coro 'Bop-shu-waddy' non stop '". El tiempo le daría una grata sorpresa...

Una vez que fue grabada por esos músicos de sesión, los gerentes del sello Polydor la lanzaron como single bajo la etiqueta del grupo The Rubettes. Si bien en un principio tuvo un tibio recibimiento en los medios de comunicación, con el paso de las semanas fue tomando  fuerza y además ya aparecían en la televisión los integrantes de la banda (que por cierto tuvieron que ensayarla bastante ya que ellos no la grabaron) y ese fue el gancho comercial mas poderoso. De esa manera empezó el ascenso de esta pieza musical hasta llegar al puesto número #1 en el UK Singles charts y tapar varias bocas. Además, en esa misma jornada se supo que la canción ya estaba en la cima de los charts de Alemania, Suiza, Holanda, Austria, Bélgica, Australia y además estaba en la segunda casilla en los rankings de Sudáfrica. Distinto fue el caso en Estados Unidos donde la canción sólo llegó al puesto #37 del Billboard y no tuvo mucha aceptación, ya que el fen´meno del revival del rock and roll aún no pegaba fuerte en esos lares.

Pero eso no empañó el exitoso debut de esta banda catalogada como pieza clave del "bubblegum pop". Y fue el puntapié inicial para que  Wayne Bickerton y Tony Waddington empezaran a escribir nuevas canciones, algunas con gran éxito pero que jamás lograron igualar lo que hizo su primer single.
La banda seguiría activa por harto años más, aunque en los 80's la música cambió, los instrumentos cambiaron y los raros peinados nuevos simplemente los dejaron como otro ladrillo más en la historia del Pop y del Glam.
Que la disfruuuteeen!

1 comentario:

El Drac dijo...

Bonita canción la había oído lejanamente, tu reseña EXCELENTE como siempre.