viernes, 16 de agosto de 2013

DEAR PRUDENCE / THE BEATLES


"Dear Prudence" es una canción de la banda británica The Beatles, que fue publicada el 22 de Noviembre del año 1968 en el famoso disco homónimo, más conocido en el mundo entero como el "White Album".
Es casi un tradición en la música pop y del rock que el disco debut de toda banda esté bautizado con el nombre, con el fin de promocionar y ser un gancho comercial para darse a conocer de mejor manera, pero la mejor banda de todos los tiempos (me pongo de pie!!) recién usó esa táctica en su décimo trabajo musical, cuando ya eran conocidos en todo el mundo y traían una mochila llena de éxitos y con singles que siempre llegaban a la cima de los charts. Quizás esta actitud de sencillez simplemente fuera inspirada en el material musical que traía este llamativo disco doble , donde en casi noventa y cuatro minutos de duración, podemos escuchar canciones de Lennon, McCartney y Harrison (Ringo sólo grabó una, y la tenía guardada durante meses) que fueron grabadas de forma separada, con cierto aire a improvisación en algunos pasajes, y en otros simplemente con poca inspiración y experimentando como locos con las nuevas tecnologías que tenían en sus manos. Por esa razón, y a pesar de algunos rellenos en el camino, el Album Blanco trae canciones espectaculares, que iban desde el rock mas sanguinario hasta piezas acústicas de alto calibre, e incluso se dan el lujo de mostrar una actitud antimusical con la experimental "Revolution 9". Es cierto, durante la grabación de este disco la banda empezó su caída y los egos ya estaban muy altos a tal punto que en una de sus sesiones Ringo Starr decidió abandonar la banda porque ya no se sentía a gusto dentro del grupo. pero mientras en la interna de la banda ya empezaba el huracán, la fanaticada estaba alegre, ya que tras tres meses del lanzamiento del último single de la banda aparecía un disco donde Los Fab Four dejaban todo en la cancha y les entregaba mas canciones para corear, reír y recordar.

Caía Febrero del año 1968 y Los Beatles llegaban con bombos y petacas a la India, con el objetivo de disfrutar de un retiro espiritual con el Maharishi Mahesh Yogi  y de esa manera aprender más sobre la Meditación Trascendental.
Pero los Beatles no estaban solos, ya que aparte de sus esposas, asistentes y amigos de la banda también habían otros 60 alumnos que buscaban aprender y encontrarse en esta nueva experiencia. Entre músicos, periodistas y actores, estaba Prudence Farrow, hermana de Mia Farrow, quien llamó de inmediato la atención de los integrantes de la banda y no fue tanto por su belleza...

Es que tras llegar al campamento, Los Beatles se enteraron que Prudence llevaba casi tres semanas sin salir de la cabaña, e incluso el mismísimo Maharishi ya había mostrado su preocupación y le había enviado una enfermera para que la observaran, ya que la actriz y productora se encontraba cayendo en un estado depresivo a causa de tanta meditación.
Es que Prudence era una mujer muy sensible, pero a la vez era muy interesada en aprender sobre la meditación, y sin avisarle al Maharishi sobre su estado anímico empezó de inmediato con la meditación en su grado mas profundo, siendo la causa de su decisión de esconderse y no salir de su cabaña por varios días. Es que Prudence se encerró no solo en su cabaña sino que en sí misma, ya que su fanatismo extremo por la meditación la dejó casi por los suelos.

El flautista estadounidense, Paul Horn, quien también estaba dentro de la delegación que viajó a a India, declaraba años después sobre el estado anímico de la hermana de Mia Farrow, y daba detalles muy particulares: "Ella (Prudence) estaba pálida, muy blanca, y no reconocía a nadie. A tal punto que no reconocía a su propia hermana, que andaba en el curso junto a ella. Todos estábamos muy preocupados por ella, y el Maharishi le asignó una enfermera a tiempo completo, con el fin de estar atento a cualquier cosa".
Uno de los que estaba mas asustado, y a la vez mas asombrado con este caso, fue John Lennon. Para él, el caso de Prudence no estaba dentro de lo normal, o quizás para su loco mundo interior lo de esta joven le resultaba bastante llamativo ya que estaba escondida del mundo y la meditación la llevó a un nivel anímico casi extremo. "Si, era la hermana de Mia Farrow, y al parecer se estaba volviendo algo loca por estar meditando mucho tiempo, y eso hacía que no pudiera salir de la pequeña choza donde estaba viviendo. Los demás integrantes de la delegación me seleccionaron a mí y a George (Harrison) para que intentáramos convencerla de que saliera de su choza, ya que ella nos tenía algo de confianza. Ella se encontraba tres semanas encerrada y no quería salir, ya que quería alcanzar a Dios lo más rápido posible. Es que esa era la competencia en el campamento de Maharishi: Lograr esa sensibilidad cósmica. Lo que ella no sabía es que ya estaba mas allá de ese nivel [risas]" declaraba John Lennon en una entrevista con David Shef.

Y tras ver el estado en que estaba la pobre Prudence, Lennon decidió escribirle una canción con la esperanza de animarla y sacarle una que otra sonrisa. Por ello, y en medio de tantas horas de ocio donde las guitarras acústicas fueron su mejor compañía, Lennon empezó a escribir esa canción bajo el llamativo fingerpicked (tecnica de guitarra) que le había enseñado su amigo Donovan, otro de los invitados a Rishikesh y que fue una influencia musical muy importante para el nuevo repertorio de la banda. La canción llevaba por título "Dear Prudence".
"Estar en ese curso era muy importante para mí, y valía mas que cualquier otra cosa en el mundo. Yo estaba muy motivada por conseguir la mayor información sobre la meditación y tener la suficiente experiencia para poder enseñarla. Yo sabía que estaba haciendo mal en ir directamente a mi habitación tras las conferencias y comidas, con el fin de ir a meditar. A diferencia de John, George y Paul, que aprovechaban esos tiempos para sentarse a improvisar y pasar un buen momento, yo volaba a mi habitación y me encerraba por varias horas.  Todos ellos se mostraban serios acerca de lo que estabamos viviendo, pero no eran tan fanáticos como yo ... Al final del curso, y cuando ya estábamos empacando, George mencionó que habían escrito una canción sobre mí, pero yo no la escuché hasta que salió en el álbum. Me sentí halagaao. Era una cosa hermosa" declaraba Prudence Farrow en el libro A Hard Day's Write, de Steve Turner.

La canción fue grabada entre el 28 y el 30 de Agosto de 1968, periodo en que un angustiado Ringo Starr había decidido dejar la banda ya que encontraba que su trabajo pasaba por un momento muy bajo (en especial el trato de Paul, quien siempre le tenía una que otra crítica a la labor del baterista) y simplemente lo utilizaban como un mísero músico de estudio.
Para grabar esta y otro puñado de nuevas canciones, The Beatles decidió trabajar durante tres días en los Trident Studios, en Londres. Tal decisión pasaba simplemente por un aspecto técnico, ya que su eterna guarida, Abbey Road no contaba aún con instalaciones de ocho pistas, lo cual era de vital ayuda a la hora de grabar y adherir a la pista uno que otro efecto.
El día 28 de Agosto los tres Beatles restantes empezaban a grabar la canción, y aprovechando las ocho pistas, pudieron darse el lujo de crear distintas bases y efectos sonoros que fueron evolucionando o borrando a medida que la canción tomaba forma. En esa ocasión Lennon estaba en voz y guitarra acustica, Harrison en guitarra eléctrica y McCartney a la batería. Al día siguiente, Paul grabó una parte de bajo mientras que Lennon aprovechó de doblar su voz, tocar el pandero, y cantar en los coros junto a Mal Evans (mítico asistente de la banda), Jackie Lomax (reciente incorporación de Apple) y John McCartney (primo de Paul).
"Dear Prudence"  se concluyó el 30 de Agosto, cuando Paul McCartney grabó una pista de piano y una breve parte de fliscorno.

Quizás no sea una de las canciones mas populares de esta mítica banda, quizás sea un pieza de culto para todo fanático que tiene el disco Blanco como cabecera, pero hay que admitir que es una canción que tiene una historia muy singular y que deja en claro la genialidad de estos chicos de Liverpool...
Que la disfruten!!






7 comentarios:

Carlos Santana dijo...

Muy buen blog Jimmi.saludos

Sergio DS dijo...

Temazo, discazo,... excelente post!

El Drac dijo...

Muy interesante.

abel Moriarty dijo...

Una version buena? aqui la teneis


http://lasmilvidas.blogspot.com.es/2013/07/la-version-punk-rock-del-viernes-26_12.html

abel Moriarty dijo...

Una version buena? aqui la teneis


http://lasmilvidas.blogspot.com.es/2013/07/la-version-punk-rock-del-viernes-26_12.html

Joelo Corleone dijo...

Esta es mi canción favorita de los Beatles, aunque francamente mi Beatle favorito es Paul. Nunca me canso de escucharla, y sí están en lo cierto de que sólo a los frikies nos puede gustar algo no tan conocido. Pero creo que cada instrumento está excelentemente bien pensado y desde mi punto de vista, esta canción puede tener mejor calidad que cualquier otra que ellos hallan grabado

Carlos Arcos Inmobiliaria dijo...

Hermosa canción y triste historia. Es el claro ejemplo de como alguien con poca estima se deja manipular tan facilmente. Saludos.