domingo, 14 de febrero de 2010

I DON'T WANNA DANCE / EDDIE GRANT



"I Don't Wanna Dance" es una canción del famoso músico y cantante de reggea, Eddie Grant. Forma parte del disco "Killer on the Rampage" de 1982, el sexto album que lanzó como solista y que con éxitos como la canción que hoy analizamos, llevó a la fama mundial a este músico oriundo de Guyana pero que hizo toda su carrera musical en Inglaterra.
El single elegido para promocionar este gran LP de Grantt, fue "I Don't Wanna Dance". Esta canción fue un éxito rotundo en 1982, siendo tocada en todas las radios del mundo hasta llegar a conquistar los primeros lugares en los prestigiosos rankings del Reino Unido y Estados Unidos.

Una de las caracteristicas principales en las canciones de Grantt es que siempre sus letras contienen contenido social, especielmente protestando contra las barreras que impone la sociedad hacía la juventud. En "Killer on the Rampage" las canciones también contenían mensajes politicos y de protesta hacía la sociedad británica, que por ese entonces vivia problemas con las clases obreras y la discriminación a los inmigrantes. Por ello, aunque muy pocos lo crean, "I Don't Wanna Dance" tambien contiene ciertos mensajes en su letra y quizás el titulo de "no querer bailar" tiene algo que ver con las problemáticas que se vivían en la conservadora Inglaterra y no seguir la línea de ideales que pedían a grito los sucios políticos y mandatarios de oficina.
En junio de 2008, Grant explicó en una entrevista con el Daily Telegraph : "I Don't Wanna Dance puede ser interpretada como que usted no quiera salir a la pista de baile o tambien puede significar que no quiera seguir alguna idea impuesta por alguien. Asi es como me gusta escribir, con algo de misterio y que la gente lo tome como quiera. Pero yo siempre he sido y seré un cantante de protesta".

Musicalmente, Grantt con su alegre y misteriosa "I Don't Wanna Dance" se sumerge en las aguas del pop. Utiliza dentro de una estructura musical basada en el reggea, algunos sintetizadores que hacen de la canción una pista exclusiva para bailar en algun club o discoteca, a eso sumele un coro que es pegajoso y que puede ser cantando como himno en un estadio, lo cual es el ingrediente perfecto para lograr que el oyente se quede pegado por varios días cantando el coro o bailandola con el solo hecho de escuchar los primeros acordes.

Es por eso que la canción fue imparable en Gran Bretaña, donde llegó al primer lugar del prestigioso UK Singles Charts, donde hasta ese momento solo lo había logrado en 1968 cuando era parte de la banda The Equals y la rompieron con la canción Baby Come Back.
En Estados Unidos la cosa fue distinta, ya que la canción solo llegó al puesto #60 del Billboard el año 1983, pero tuvo harta difusión en las radios y canales de televisión.

Les dejamos esta canción con aires optimistas y especial para bailar al ritmo del reggea...

Que la disfruten!!