lunes, 21 de febrero de 2011

L.A. WOMAN / THE DOORS



"L.A. Woman" es una canción de la banda estadounidense The Doors, que fue lanzada como single en Abril del año 1971 y que está incluída en el exitoso disco que lleva como título el nombre de esta pieza musical. Dicho trabajo musical fue el último que grabó su líder y cantante Jim Morrison, ya que meses despues fue encontrado muerto en la bañera de su hogar, tras un paro cardíaco originado por su abuso con la heroína.
Hablar de The Doors es hablar de una banda que jugaba con el talento, que no se le puede clasificar tan fácilmente dentro del ambiente psicodélico en que les tocó vivir, ya que ellos experimentaron diferentes estilos musicales basados en finas estructuras melódicas que los fue dejando como una banda mítica dentro de la historia del Rock.

Las grabaciones de este disco empezaron en Noviembre del año 1970, y la idea principal era volver a la viejas raíces del Blues en estado puro. Bajo esa extensa planificación, Morrison y compañía empezaron a idear nuevas canciones para luego contactar a su amigo y productor Paul A. Rothchild, quien les ayudaría en la elaboración del disco (ya había trabajado con ellos en los LP's anteriores). Tras escuchar la canciones, el productor puso una mueca de inseguridad y se paró al frente de Morrison, Manzarek, Krieger y Densmore para decirles que su nuevo repertorio parecía "música de cóctel". Esto enfureció a los muchachos, quienes empezaron a dicutir con Rothchild para defender sus nuevas canciones. Resultado final: Los Doors quedaron sin productor.
Tampoco era llegar y trabajar con la banda, para entrar a ese estudio de grabación había que ser muy valiente ya que en esos días la relación entre los músicos estaba algo tensa, especialmente por la actitud de Morrison, que estaba marcada por su dependencia con las drogas.

A mediados de Diciembre de 1970, y en su sala de ensayo que pasó a ser un improvisado estudio de grabación, la banda empezó a trabajar en una canción titulada como "L.A. Woman", que destacaba por ser una pieza de rock marcada por sonidos psicodélicos y una actuación vocal memorable, donde Jim Morrison deja en claro todo su talento cantando con una llamativa voz furiosa y rasposa.
Morrison fue el dueño de la parte lírica dentro de esta canción, inspirandose en el libro "City of Night" del escritor estadounidense John Rechy y que fue publicado en 1963. En dicho texto se hace una dura descripción sobre el inframundo urbano de la prostitución masculina y la perversión sexual, ídea que fe tomada por Morrison para contextualizarla dentro de las noches salvajes en Los Angeles, California.

En el momento de grabar esta canción, Los Doors pescaron sus instrumentos y la grabaron inmediatamente en vivo, sin arreglar ningún detalle ni sobregrabar ningún instrumento. Todo fue hecho en una sola toma, y para lograr este maravilloso detalle, los Doors necesitaron a dos músicos de sesión que los acompañara en el bajo y la guitarra.
El encargado del bajo fue Jerry Sheff, mientras que Marc Benno trabajó en las guitarras. Tras esta sesión, ambos músicos fueron invitados por la banda para participar en la gira promocional del disco. Finalmente, y tras la muerte del vocalista, ese plan se canceló...

Otro detalle que marcó a esta canción fue la forma con que Morrison grabó su voz. Se dice que el legendario vocalista cantó desde el baño del estudio. Esto fue hecho por dos razones, las cuales clasificaremos como técnica y a la otra como personal. La Técnica se refiere a que Morrison quedó muy a gusto con la acústica de ese cuarto y el llamativo efecto que producía en su voz, ya algo gastada de tantos cigarros. Mientras que la "personal" se refiere a que era la mejor forma de mezclar las grabaciones con su gusto por la cerveza, y asi no perder tanto tiempo en ir a "descargar"ese famoso líquido acuoso transparente, amarillento y de peculiar olor (?).

En la parte final de la canción se puede escuchar varias veces la frase "Mr. Mojo Risin '", estas tres palabras causaron mucho misterio entre los fanáticos, que de inmediato empezaron a sacar ingeniosas conclusiones. Una de las más llamativas está enlazada con las historias de los viejos bluseros, que comúnmente usaban la palabra "Mojo" dentro de sus creaciones musicales. Un buen ejemplo es la canción del legendario Muddy Waters llamada "I Got My Mojo Workin'."
Originalmente el "Mojo" es un amuleto o una especie de relicario vudú para atraer amor, trabajo o felicidad, y era muy usado en los pueblos africanos.
Pero Morrison no estaba ni ahí con el Vudú y sus derivados, y al igual que mucha gente "blanca", entendía que el "Mojo"estaba relacionado con la energía sexual, asi que usó la frase "Mr. Mojo Risin ', que era un anagrama de su nombre, para simular un multiorgasmo rabioso.

Recien en el año 1985, cuando se cumplían 14 años sin Jim Morrison, el tecladista de la banda, Ray Manzarek, decidió publicar un videoclip con esta canción, el cual fue programado varias veces en el canal MTV (sí... Ese mismo que hoy promociona cantante desechables!) con grán éxito...

Señoras,señores, niños, niñas, señoritas y señoritos (?) es un agrado traer nuevamente algo de The Doors, una banda magistral, única y que tiene algo místico, algo especial en cada acorde que la hace ser una de las agrupaciones mas famosas en la historia del rock...
Que.....!!!!
Pd: Amigas y amigos recuerden que tambien estamos en FACEBOOK!!!

2 comentarios:

mélan dijo...

lindo artículo... muchas gracias por compartirlo. no sabía lo del baño... ahora me cierra mejor la escena final de la película de Oliver Stoned. saludos.

Jorge Robles Gonzalez dijo...

Gracias master, muy ineteresante. Grande los doors!!!!