martes, 13 de septiembre de 2011

OH YOKO! / JOHN LENNON



"Oh Yoko!" es una canción del famoso músico británico John Lennon, que forma parte de su exitoso LP "Imagine", que fue lanzado al mercado en Septiembre del año 1971 y que es considerado por la prensa especializada como la "joya" musical de este artista en calidad de solista.
No hay dudas de que con "Imagine" la carrera solista de Lennon se fue a las nubes, y su pasado Beatle ya iba tomando tono histórico y el presente estaba hecho para seguir remando en los mares musicales experimentando nuevos estilos musicales y demostrando que su talento estaba intacto y no era pasajero. Por eso, y nuevamente bajo la producción del gran Phil Spector, Lennon vuelve a la paletra musical con un disco cargado de emociones, con una abanico de estilos musicales bajo el brazo y con canciones que iban desde el odio a ex-amigos hasta poemas para su amada Yoko Ono.

De hecho, la canción que cerraba este LP era una declaración de amor hacía su amada mujer bajo unos versos simples pero potentes en el mensaje.
Pero la canción aparte de ser un mensaje de amor a su esposa, también traía un mensaje oculto hacía esos periodistas que por ese entonces catalogaron las ultimas composiciones de Lennon, en su etapa Beatle, como canciones de letras simplistas. En especial, cuando en pleno auge del disco "Abbey Road", leyó una columna de un periodista inglés que criticaba de manera dura la canción "I Want You (She's So Heavy)" y bajo esa temática decía abiertamente que el músico había perdido su talento para escribir buenas letras y eso producía que ahora sonara aburrido.

Por eso decidió arreglar una canción que tenía escrita desde ese polémico viaje junto a The Beatles a la India para ir a aprender lecciones de meditación con el Maharishi Mahesh Yogi. Esa canción, escrita en los extensos periodos de ocio que tenía la banda en esas tierras, era un buen argumento para darle una lección a esos periodistas, asi que Lennon decidió darle de beber de su propia medicina y la re-escribió como una canción de amor con una letra simple y altamente Pop. El resultado final fue "Oh Yoko!", una canción cuyo mensaje era simple pero a la vez mundial: Esa mujer estaba en el centro de todas sus cosas, y por ello la necesitaba a su lado por siempre.

Musicalmente esta canción tomaba ciertos acordes de una canción que Lennon escuchaba cuando era un adolescente. Se trataba de la pieza "Lost John" que pertenecía al famoso músico británico Lonnie Donegan, conocido por todo el mundo como el "rey del skiffle".
La canción tendría una breve improvisación en el año 1969, cuando los recien casados Lennon y Yoko decidieron llevar a cabo el segundo "Bed-in" en favor por la paz mundial y esta vez en el Queen Elizabeth Hotel de Montreal. En esa ocasión, la pareja interpretó una extraña versión de la canción que luego pasaría a ser el "esqueleto" de famosa la versión demo.

Finalmente un 23 de Junio del año 1971, Lennon decidió grabar oficialmente esta canción y para ello contó con Nicky Hopkins en piano, Klaus Voormann en bajo y el señor Alan White en batería. Además, Lennon decidió incluír en los coros a Spector, quien ya había trabajado en esa faceta dentro de la grabación de la polémica "My Sweet Lord" de su amigo George Harrison.
Además, otro detalle importante, es que en esta canción Lennon vuelve a grabar un solo de armónica (uno de los instrumentos que mas le apasionaba), lo cupal no es algo menor ya que es una de las caracteristicas mas llamativas de la música, y de verdad hasta llega a sacar aplausos por su excelente ejecución y técnica.

Asi fue como el 5 de Julio de 1971 "Oh Yoko" estaba lista para ser incluída en el disco. Tras escucharla de manera detallada, los gerentes del sello EMI decidieorn plantearle la idea a Lennon de lanzarla como primer single promocional del disco, pero el ex-Beatle rechazó la idea de forma inmediata. Sus razones la contaría en una entrevista con David Sheff: "Era un tema muy Pop, pero yo en esos días andaba muy tímido y avergonzado por romper de manera rápida esa imagen del rockero duro y de lengua ácida. Todo el mundo, me refiero a los que trabajaban en la casa discográfica, querían que esta canción fuera single, pero yo tenía una idea firme y ya planteada a los gerentes: "El disco tenía que ser número uno, no los singles"".

Seamos sinceros, cualquier canción que hicera Lennon iba a llamar la atención en ese entonces, dado que sus temáticas eran amplias y no tenía miedo en cantar una canción protesta o irse de manera radical a un extremo muy lejano de su repertorio y tocar simples pero potentes e inmortales canciones de amor.
Un genio...
Que la disfruten!