martes, 17 de julio de 2012

ANTHEM / DEEP PURPLE

 

"Anthem" es una canción  de la famosa banda británica Deep Purple, y que forma parte del repertorio de su segunda placa comercial, el dinámico y bien trabajado The Book of Taliesyn que fue publicada el 11 de Diciembre de 1968.
Eran los inicios musicales de una de las bandas que cambiaría el sonido del rock. Por ese entonces la banda contenía en su formación al vocalista Rod Evans, y al bajista Nick Simper, quienes estaban acompañados de tres pilares fundamentales para la historia de la banda y del Rock: El virtuoso Ritchie Blackmore, el talentoso tecladista Jon Lord, y el exclente batería Ian Paice.
Al igual que su disco debut, el éxito comercial estuvo marcado en Estados Unidos, miientras que en sus tierras ambos trabajos pasaron toalmente desapercibidos para la prensa y los medios. A pesar de eso, ambos trabajos nos traían a una banda que buscaba encajar en un estilo propio por medio de una baterpia magistral de sonidos, que a ratos iba por momentos psicodélicos, pasando por el blues, toques del naciente hard rock y en otros episodios se tiraba al rock progresivo. Ojo que tampoco dejaban fuera su gusto por la música clásica y en mas de alguna pieza se dieron el lujo (y sin miedo a estar presente en sus discos debut) de mezclar su rock bajo los mantos barrocos.

Las grabaciones de su segundo disco tuvieron sus inicios en Agosto del año 1968 en los estudios De Lane Lea,en Londres. Impulsados por el objetivo de buscar siempre lo mejor como banda, los cinco componentes de Deep Purple se embarcaron en un viaje musical para encontrar las canciones justas y precisas para lo que estaban buscando.
Una de las primeras canciones en ser grabada en esas sesiones, fue una melancólica  balada titulada simplemente como "Anthem". Esta pieza musical tenía como autores a Rod Evans y a Jon Lord, y en ella cada uno ponía sobre la mesa sus variados gustos musicales.
Es que en esta canción, que habla sobre un amor perdido, Evans puso un notable toque musical al estilo Elvis Presley, mientras que Jon Lord dejó en claro su gusto por la música clásica escribiendo una hermosa parte instrumental  de cuerdas con aroma a música barroca que calza a la perfección con la emotividad de la "rola".

Es que la participación de Jon Lord no era solo estar a cargo del Hammond en los conciertos y en los discos sino que tambien tenía una activa participación en la composición y arreglos orquestales. Dueño de un talento provilegiado en el piano, con estudios musicales formales, fue uno de los primeros en mezclar la música clásica con la psicodelía que tan de moda estaba en esos tiempos. El punto emblemático de la influencia de la música clásica en las venas de la banda, se puede escuchar en el Lp "Concerto for Group and Orchestra" un emeblemático disco en vivo publicado en 1969 donde los Deep Purple tocan junto a la Orquesta Filarmónica Real, que estuvo bajo la dirección de  Malcolm Arnold y cuyo material estaba escrito por el maestro Jon Lord. Pero esto forma parte de otra historia...

Volvamos a la canción que nos tiene hoy congregados en esta entrada.  Tras mezclar el sentimiento "Elvis" con los acordes melódicos de una sección de cuerdas muy interesante, no podía faltar la activa participación de un metódico Ritchie Blackmore a la guitarra. Usando su histórica y siempre fiel Gibson 335, logró entrar con todo en la sección instrumental con uno de sus "solos" mas emblemáticos e inolvidables para la fanaticada.
Una canción excepcional, y que hace juego con su título: Es un himno al desamor y al rock de verdad. Puede que no tuviera un éxito en los charts, que el disco no vendiera tanto como sus futuros trabajos, pero esta pieza siempre estará presente como uno de los trabajos que formaron el sonido de una de las bandas mas emblemáticas para la hsitoria del Rock.

No podemos terminar esta entrada sin rendirle un sentido homenaje al señor Jon Lord, que ayr Lunes dejó este mundo para partir al escenario de la eternidad de los cielos. Lord murió a la edad de 71 años, en un clínica de Londres y a causa de una "embolia pulmonar". Era sabido que no la estaba pasando bien los ultimos meses, e incluso había informado a su fanaticada que estaba practicándose exámenes y un tratamiento para combatir el tan comentado cáncer.
Se nos fue un pilar fundamental para el rock mundial, el corazón de Deep Purple, y uno de los que dejó muy en claro que el rock no es sólo guitarras, melenas y buena voz y que detrás de los teclados también se puede demoler escenarios...

Hasta siempre Lord...




2 comentarios:

El Drac dijo...

Excelente trabajo, siempre que vengo me quedo pegado en tu blog.

Un abrazo

Alvaro Sotomayor dijo...

Para complementar y después que ya habían echado a Evans del grupo y este no estaba activo como músico, un tipo que de no muy buena reputación lo contactó para hacer una gira de Deep Purple, con un deep purple alternativo, en momentos en que la banda estaba disuelta. Evans aceptó y se fue con unos malísimos músicos en una gira por México que fue todo un fracaso.

Cuento corto, Deep Purple demandó y Evans tenía que pagar su buena cantidad de dinero que no tenía y se llegó a un acuerdo perdiendo sus regalías en los álbumes en que participó. Esto fue el cierre definitivo en su carrera musical, de él no se supo más. Realmente una pena.

Excelente entrada, y este un temazo.