domingo, 10 de marzo de 2013

SWEET BABY JAMES / JAMES TAYLOR


"Sweet Baby James" es una canción del cantautor estadounidense James Taylor que fue publicada en Febrero del año 1970 en su segundo Lp, que fue bautizado con el nombre de esta canción y que tuvo un sorprendente éxito en las listas.
Dueño de una lírica dulce, sensible y muy genuina, donde cada verso reposa en un manto acústico que lleva a dar un paseo a la nostalgia, hacen de James Taylor uno de los músicos mas emblemáticos de los 70's y con el cuál muchas generaciones se sintieron influenciados a tal punto de imitar su estilo al ciento por ciento. Es que este músico oriundo de Boston regalaba en cada disco y single oscuras canciones con aires reflexivos, de tintes personales y que estaban ligadas a su sensibilidad emocional, esa misma que en el año 1965 lo llevó a ser internado en un hospital psiquiátrico a causa de un fuerte cuadro depresivo que casi lo lleva a la muerte. Tras su paso por ese sanatorio, James decidió volver a la música (ahora en calidad de solitario) pero también aparecieron sobre la mesa las drogas y los excesos, que de pasar a ser una supuesta buena compañía le terminaron pasando la cuenta hasta volver a ser internado, pero ahora en una clínica para desintoxicarse de tanto abuso.
Tras ese periodo de aislamiento absoluto, James decide volver al plano musical y ahora con un buen proyecto bajo el brazo, un contrato con Apple records (sí!! el famoso sello fundado por The Beatles) y tras una larga entrevista con Paul McCartney, se le dió el visto bueno a su estilo y bajo la producción de Peter Asher (otro personaje de aquellos) sacó al mercado su primer disco oficial, el aclamado "James Taylor" y el resto ya es historia...

"Sweet Baby James" es, sin lugar a dudas, una de sus canciones mas reconocidas y también una de las mas comentadas y  malentendidas por la fanaticada de este artista de Boston. Es que debido al titulo, muchos creen que es una canción ciento por ciento autobiográfica e incluso han inventado que habla sobre sus problemas del pasado ligados a la drogas y su estabilidad emocional, pero no es tan asi. Es que la canción tiene otro sentido, es una alabanza a la vida, a la soledad y el hecho de tener que enfrentarla en medio de un desierto de gente y para lo cuál hay que estar preparado.
Es una pieza a ritmo de vals que fue escrita en el año 1969, cuando James iba camino a  Richmond, Virginia, para visitar a su hermano, el también cantante, Alex Taylor, quien había sido padre hace poco días y obviamente eso se tenía que celebrar en familia.

Al llegar a casa de su hermano, James quedó sorprendido cuando Alex le informó que tras varias charlas con su esposa (que quería que su hijo fuera bautizado como Richmond, por su ciudad natal), habían decidido que el bebé llevara el nombre de James, obviamente en honor a su tío. El músico no lo podía creer. Asi que finalmente el sobrino del cantautor, fue bautizado como James Richmond Taylor y eso daba espacio y libertad para que el tío  el orgulloso tio,  pueda escribir una canción en honor a ese dulce momento y a ese nuevo integrante de la familia.

James le dedicó y escribió a su sobrino una canción de cuna, de esas que cuando era un niño nunca escuchó ni disfrutó en voz de sus padres. Sí, es rara esta situación, mas cuando es de conocimiento publico que la madre de James, la señora Trudy (abuela del pequeño James Richmond), era una fina cantante de ópera que sólo se dedicaba a ensayar sus actos y que nunca se dio el tiempo de cantarle canciones de cuna a sus hijos. Y si ella no lo hacía, menos lo haría el padre de los Taylor, el doctor Isaac, quien no tenía ni las ganas ni los momentos para cantar junto a sus hijos. Aunque James alguna vez dijo que su padre no tenía el suficiente talento musical para pararse y cantarle canciones de cuna a su hijos, y por eso se lo tomaban con tranquilidad. Estas fueron las razones por las cuales el encargado de cantarle canciones para acompañar el sueño a sus hermanos menores era el mismísimo James, y por esa razón ahora le dedica esta pieza musical a su sobrino, para que nunca le falte una canción de cuna.

En "Sweet Baby James" el cantautor narra la historia de un vaquero que pasa las noches fuera de casa, en medio de un lugar solitario, y simplemente con la compañía de su caballo y su ganado. Para pasar el tiempo, este vaquero pasaba largas horas cantando en medio de la oscuridad y la soledad hasta que sus ojos se cerraran y los sueños empezaran a andar. Quizás está inspirada en esas noches en que James le cantaba canciones a sus hermanos antes de quedarse dormidos.
Es que bajo ese manto acústico (de guitarras, piano (en manos de Carole King) y un suave toque de batería), James compara a ese recién nacido con un vaquero que está solo por las noches, que tiene que ver pasar las horas en un lugar desconocido pero que a la vez le puede traer miles de aventuras. Ese paso creativo, soñador, es el detalle principal de esta canción, que termina con aires nostálgicos, con Taylor cantando casi en voz baja, como si ya estuviera en el auto rumbo a su hogar, en Boston, con la misión cumplida bajo el brazo. Un regalo eterno para su sobrino...

Que la disfruten!!!