jueves, 30 de enero de 2014

BLACK SUPERMAN / JOHNNY WAKELIN AND THE KINSHASA BAND



El 30 de Octubre de 1974, en Kinshasa, Zaire (actual República Democrática Del Congo) se vivió un  momento histórico para la historia del boxeo. En esa ocasión  se enfrentaron en el ring, el por entonces campeón del mundo de los pesos pesados, George Foreman contra el anterior campeón, Muhammad Ali. Esta pelea, que pasó a la historia bajo el titulo de "The Rumble in the Jungle", tenía tintes de que sería eterna (pero a la vez inolvidable), pero tras ocho asaltos Foreman se vió debilitado fisicamente ante un Alí que estaba como un animal, ansioso por ganar, e insultando en cada descanzo a su contrincante.
Y fue en el octavo asalto cuando el autodenominado "The Greatest" encontró el punto debil de su rival, y tras una serie de golpes imparables, la pelea tomaría su punto final con una izquierda y una derecha recta inapelable que dejaron a "Big George" Foreman en la lona. Tras ese final al mas puro estilo cinematográfico, la multitud que llenó el estadio Nacional de Kinshasa, y que durante toda la pelea gritaba "Alí, matalo!!", estalló en alegría por el triunfo de su ídolo y de paso, celebraban que el reinado de Foreman llegaba a su fin...
Con este histórico triunfo, Ali se consagraría como el segundo boxeador de la historia en proclamarse campeón mundial indiscutido de la categoría peso pesado por segunda ocasión (el primero fue el maestro Floyd Patterson en 1960).

Los ecos de esta pelea fueron eternos, y no sólo marcó la cancha en ser uno de los primeros eventos deportivos que marcaron la globalización de las telecomunicaciones, sino que también fue de inspiración para muchos músicos, que encontraron que la actitud y la fortaleza de Alí, que a ratos caía en la extrema soberbia y poca autocrítica, era un ejemplo de un hombre que al parecer era de otro planeta. Algo así como un superheroe.
Tras esa pelea, y como homenaje a este mítico boxeador, en Septiembre del año 1975 aparecía en la casilla #21 del Billboard una canción llamada "Black Superman", que era interpretada por los ingleses Johnny Wakelin & the Kinshasa Band y que de inmediato fue repudiada por Alí, ya que él no se consideraba un super hombre. Pero ya era tarde... La canción ya era todo un éxito tanto en el Reino Unido (donde alcanzó la casilla #7) como en los Estados Unidos.

Antes de tocar la fama, Wakelin pasaba su tiempo tocando en locales de su natal Brighton. Pese a que en sus tierras era muy aplaudido, y tocatas no le faltaban, por alguna extraña razón nunca conseguía un contrato con una disquera. Pero todo cambió en el año 1974, cuando en una de sus tantas actuaciones junto a su banda de amigos fue contactado por el productor Robin Blanchflower , el mismo que descubrió a Carl Douglas  y lo envió a la cima de las listas con la canción "Kung Fu Fighting". Ese año firmó con Pye Records, y de manera inmediata se puso a escribir canciones que "llamaran la atención de la gente", siguiendo los consejos de su productor.
En esas jornadas de composición, Wakelin se dió tiempo para seguir esa mítica pelea de Boxeo, y tras disfrutarla y a la vez celebrarla, decidió hacer un homenaje al campeón Muhammad Ali. La tarea, obviamente, no era tan fácil.
Para Wakelin, Alí era  el "Superman negro" ya que en ese entonces llevaba 40 peleas ganadas y 37 de ellas por K.O. y además por hacer otras peleas históricas como las que tuvo con Joe Frazier y Ken Norton , donde Alí dejó en claro que pese a ser tildado, por algunos comentaristas, de "veterano" sacaba fuerzas casi de la nada para hacerse de victorias y aplausos eternos.

Pero a este músico no sólo le llamaba la atención la actuación de este crack en el ring, ya que fuera de los estadios y gimnasios este boxeador era todo un personaje. Hacía declaraciones en contra de los "blancos", cultivaba una arrogancia que dejaba a muchos periodistas con los pelos de punta de tanto asombro, y sin querer se convirtió en un ejemplo para la juventud, sin importar el color de piel ni los ideales, y fue muy influenciada con actos como aquél que hizo en el año 1966 cuando rechazó hacer el servicio Militar (aló Elvis?) e ir a luchar a Vietnam por el ejércitos estadounidense debido a su adherencia a los principios del Islam. De esa ocasión se recuerda una frase memorable: "Pregunten todo lo quieran sobre la guerra de Vietnam, siempre les tendré esta canción: “No tengo problemas con los Viet Cong…porque ningún Viet Cong me ha llamado un nigger”".

Cuando "Black Superman" empezó a sonar en las radios, mucha gente pensó que el interprete era de raza negra debido a la tonalidad de la voz y al estar ligada con el reggae. Pero tras el éxito de la canción, y la promoción en los medios de comunicación mucha gente pudo darse cuenta que se trataba de un artista blanco y que además era inglés, dejando en claro que el boxeo puede ser mas popular, aunque sea por un rato, que el fútbol en esas tierras.
La canción fue tan popular, que incluso sirvió de inspiración para la DC Comics, quienes en el año 1978 publicaron un número especial del famoso "Superman" donde se enfrentaba a Muhammad Ali. Esta edición, que contaba con 72 páginas, fue reeditada en el año 2009 y fue un furor en ventas nuevamente.

Para Johnny Wakelin esta canción fue su trampolín a la fama, y gracias a este éxitazo pudo tener su "primavera musical" y poner en las listas otro par de canciones para luego publicar en 1976 su aclamado disco "Reggae, Soul  and Rock 'n' Roll", el cual fue promocionado con la, también famosa, canción "In Zaire", que al igual que su primer hit estaba inspirada en este histórico boxeador...

Que la disfruten!!

Pd: Este post va dedicado a "Baroli", mi abuelo. Que en toda su vida fue un fanático del boxeo, las juntas con amigos y los tangos...

Pd2: Hoy en día Wakelin sigue en actividad musical, componiendo canciones para otros artistas y sacando nuevas versiones de sus dos hits dedicados a Alí.