lunes, 13 de enero de 2014

WE ARE THE CLASH / THE CLASH


"We Are The Clash" es un a canción de la famosa banda británica The Clash, que fue publicada el 4 de Noviembre de 1984 en el Lp "Cut The Crap".
Para hablar de este disco, que puede ser catalogado como uno de los trabajos mas flojos de esta emblemática agrupación, debemos situarnos en el contexto en que se publica.
Tras la publicación de Combat Rock, en el año 1982, la banda logró un éxito rotundo, y llegó a la cresta de la ola de la fama mundial. Es que fue uno de sus discos mejor recibidos por el público, y eso llevó a que decidieran recorrer gran parte de los Estados Unidos en una serie de conciertos junto a los Who.
Todo ese entorno, lleno de fama, de entrevistas, de premios y de sonoros aplausos por parte de la crítica dejaron algo débil la interna de la banda. La vida "Rock-star" siempre ha de ser dura, y mas si estas dentro de una banda, donde cada uno debe tirar para el mismo lado si no quieren nuevamente morder el polvo. Lamentablemente, todo este contexto positivo le jugó en contra a la banda y no tardaron en aparecer en camarines y en ensayos las divergencias entre los diferentes miembros  de la banda, y que llevó a que uno de sus fundadores y piezas fundamentales decidiera hacer las maletas: Se iba el guitarrista Mick Jones, uno de los cerebros creativos de la banda y cuya huella no sería tan fácil de borrar para la banda.
Bajo ese ambiente sale a la venta este disco "Cut the crap", el cuál fue un fracaso total y hasta humillante, y que llevó a la banda en 1986 a la disolución.

La interna de los Clash nunca fue un ambiente fácil. A diferencias de otras bandas que habían hehco su camino siempre juntos, como amigos de infancia que disfrutaban de tocar el éxito con las manos, en esta tropa las cosas eran mas difíciles ya que siempre terminaban despidiendo a uno de los músicos que los acompañaban en la carretera, aunque la columna vertebral siempre fue intocable, y la dupla Strummer/ Jones era esa.
Pero entre ambos músicos siempre hubo momentos de amor y odio. Un buen ejemplo es aquella ocasión, en Enero de 1980 en Sheffield, Inglaterra, cuando en uno de los camarines, Strummer le dio un puñetazo en plena cara a Jones,después que este le repudiara la idea de tocar "White Riot", como bis ya que se encontraba aburrido de hacer siempre lo mismo. En esa ocasión, según varios testigos, Mick lloró y se abrazó a su amigo, y después salieron juntos a tocar esa canción, pero en cuestión de minutos la guitarra quedó tirada y Strummer simplemente siguió cantando con algo de sorpresa.
 “Mick fue mi mejor amigo durante una época”, mencionaría Strummer al periodista musical Robert Hilburn años después.

Pero tras la gira como teloneros de The Who, la banda se encontraba en uno de sus peores momentos dentro de su interna y esa sería una carga muy pesada que se llevarían al momento de regresar al estudio de grabación.
Tras el regreso a los ensayos, el ambiente dentro de la banda ya era muy tenso, y ante cualquier critica o uno que otro comentario afloraban las peleas verbales con insultos varios y portazos en la cara. Y uno de los momentos mas tensos, y que según varios biógrafos de la banda sería el detonante inicial del despido de Mick Jones, fue cunado llevó un sintetizador al estudio de grabación. Ese detalle indignó a Joe, quien le reprochó en la cara a su compañero que ya no estaba en el estilo de los Clash, y que quizás era hora de que se fuera. Es que la idea de Joe era que el próximo disco de la banda fuera mas cercano a las bases del punk que al funk  y toda esa onda de música electrónica con la cuál habían experimentado en sus últimos trabajos. Pero Mick quería todo lo contrario, y por esa razón llevó su sintetizador. Él quería un sonido mas ligado a lo que se escuchaba y trabajaba en Nueva York, y Joe simplemente quería hacer un disco Punk, y botar toda la basura rebelde contra el poder.

De ahí en adelante, los ensayos se tornaron muy tensos. Mick a veces llegaba al estudio ("Cuando llegaba implemente se comportaba como Elizabeth Taylor de mal humor" comentaría Strummer a la Rolling Stone meses después)  y otras veces simplemente desaparecía. Joe le dejaba las letras en una mesa y unos acordes, con el fin de que su compañero escribiera algo o arreglara alguna de las nuevas canciones pero todo fue en vano. La leche ya estaba derramada, sólo faltaba darle un toque final.
Pero vendría otra escena de aquellas, ya que a mediados de 1983 el manager de la banda, Bernie Rhodes, le presentó un nuevo cintrato discográfico, al cuál Jones se negó a firmar rotundamente, provocando nuevamente la ira de Strummer. Muchos fanáticos de la banda comentan que este sería el detonante definitivo para que fuera despedido de la banda, y que fue Rhodes quien le dejó en la mesa al resto de la banda la propuesta de que el guitarrista ya no formara parte de The Clash. Pero tendrían que pasar unos meses para dar el toque final a esto...

De vuelta a los ensayos, los primero que hizo Joe fue sentarse a conversar con Mick. De entrada, el cantante y compositor de corte mohicano (?)  le preguntó a su compañero si había disfrutado esos siete años con la banda. Posteriormente, le informó que él y Bernie habían tomado la decisión de despedirlo de manera oficial de la banda, y que podían seguir sin él. Mick, todavía algo sorprendido y lleno de rabia, decidió ir a consultarle al resto dela banda, pero todos ya tenían la información en sus manos: Los Clash seguirían sin Mick Jones. “El grupo dijo que preferían a Bernie, e inmediatamente bajaron las cabezas. No podía creer lo que estaba oyendo. Me quedé ahí quieto durante 10 segundos, aturdido. Luego cogí la guitarra y me marché” recordaba el guitarrista y compositor en una entrevista con la RS.

Pero Jones no fue tan así, ya que tras coger un cheque que le había dejado el manager, amenazó a sus ahora ex-compañeros, con formar una nueva banda junto al baterista Topper Headon, quien también había sido despedido de la banda años antes, y utilizar el nombre de The Clash. Eso enfureció a Strummer, e hizo también que tuviera miedo a perder el nombre de la banda, ya que Mick podía empezar su juego con abogados y tenía posibilidades de ganar ya que siempre compartían créditos en la composición y producción. Por esa razón y para ponerle algun parche a este asunto, Joe escribió  "We Are The Clash", donde dejaba en claro quienes eran los verdaderos "Clash" y asi no dejarle tan fácil el camino a su ex-amigo.
En el fondo, la canción es un himno anti- Mick Jones, y buscaba que la fiel fanaticada de la banda no se cambiara de bando, ni le hiciera caso a dos integrantes de la banda que por diversos motivos ya estaban afuera y que se mantuvieran fieles a las ideologías y la rebeldía de esta banda, aunque el fuego poco a poco se estuviera apagando.

Y junto a esta canción, la banda empezó a trabajar a toda máquina su nuevo disco, con el fin de tapar la polémica y demostrar que todo estaba igual de bien que antes, aunque fuera un puro maquillaje.
Asi fue como el baterista Pete Howard empezó a enviar anuncios anónimos a los periódicos ingleses en busca de un nuevo guitarrista. De esa manera, y tras un cansador casting los seleccionados fueron Nick Sheppard y Greg White , pero este ultimo tuvo que cambiar su nombre por Vince, ya que Paul Simonon, bajista de la banda, no quería tocar por nada del mundo con un tipo que llevara como primer nombre Greg. 
La idea del nuevo era la que había propuesto Strummer meses atrás y que tenía que ver con volver a las raíces de la banda. Para ello todas las canciones eran de tres o cuatro acordes, y además se decidió no tocar reggae. Semanas después la prensa informaba que The Clash recorrería la costa Oeste de los Estados Unidos presentando sus nuevas canciones y nuevos integrantes.

Aquella gira empezó muy bien pero terminó en un desastre. Las nuevas canciones no enganchaban con el público, y cuando entonaban los clásicos de la banda,  Strummer le cambiaba la letra y le enviaba mensajes nada amigables a Mick Jones, quien ya en ese entonces estaba formando una nueva banda. Todo iba de mal en peor.
"Cut The Crap" fue todo un fracaso en ventas, y simplemente fue catalogado cmo un trabajo en solitario de Strummer, ya que no tenía la energía ni el toque que la banda había mostrado en sus trabajos anteriores. Es que faltaban otros dos Clash de excelencia y eso se les hizo saber, aunque le pusiera la piel de gallina a Joe y Paul.

Finalmente Mick Jones formó Big Audio Dynamite, y sus amenazas de salir de gira con el nombre de The Clash sólo fue una inocente amenaza que le hizo daño a Strummer. El nuevo disco mas que volver a lo básico fue un retroceso dentro de la exitosa carrera de la banda y la fanaticada se los hizo saber en cada show. Por esa razón ante cada reedición del catalogo de la banda este disco ni aparece en las pinturas... Pero dejó algo para la historia: Que esta banda, a pesar de ese triste final, quedó para la eternidad...

Que la disfruten!!!




2 comentarios:

Puro T. Trapatoni dijo...

El "Cut the Crap" fue un final indigno para la banda, fruto seguramente de los años en la carretera sin parar, de hecho en el año 86 Strummer volvió a colaborar con Jones en el co-componiendo algunos temas para la banda de Mick Jones Big Audio Dynamite.

Julio Cesar dijo...

muy buen post saludos