jueves, 2 de enero de 2014

PLAY WITH FIRE / THE ROLLING STONES


"Play with Fire" es una canción de la mítica banda británica The Rolling Stones, que fue publicada como single un 26 de febrero del año 1965 como cara B de la canción  "The Last Time". Además, esta canción aparecería incluída en la versión norteamericana del disco Out of Our Heads, que salió a la venta un 30 de Julio de 1965 ( en el Reino Unido seria lanzado recién en Septiembre de ese mismo año).
Si bien la edición de este Lp lanzada para Estados Unidos contenía varios clásicos de la banda, entre ellos la famosa "Satisfaction", la que fue publicada en el Reino Unido quedó para la historia de la banda como su disco mas flojo.
Es que la versión que sacó Decca simplemente contenía versiones de canciones de artistas como Chuck Berry, Marvin Gaye o Sam Cooke que no eran de tan alta calidad como se promocionaba meses antes del lanzamiento de este trabajo. Eso llevó a que la crítica simplemente fue lapidaria con la banda, y mas allá de elogiar estos homenajes a esos cracks (que en lo musical no eran nada de otro mundo) se dejó mas cancha para mencionar que simplemente era un disco hecho como "relleno".
Pese a esas quejas de la prensa, el disco llegó al segundo puesto del UK singles charts en ese año 1965 y sólo fue superado por Help!, de sus amigos de Liverpool, The Beatles.

Dentro de ese puñado de canciones que fueron catalogadas como "decentes" en este disco, no cabe duda que "Play with Fire" es una de las que mas aplausos saca. Es que esta pieza, cuyos créditos estaban a cargo de Nanker Phelge (que era el seudónimo utilizado cuando los cinco integrantes de la banda estaban presentes en la composición), se convertiría en todo un clásico dentro del repertorio de esta gran agrupación.
A pesar de que toda la banda esta acreditada como compositores, los únicos Stones que trabajaron en ella, en esas sesiones de Enero de 1965 en los RCA Studios, fueron el vocalista  Mick Jagger (quien también toca el pandero) y el guitarrista Keith Richards. Junto a ellos, participaron en la grabación el productor  Phil Spector, quien se hizo del bajo ( años después se supo que era simplemente una guitarra eléctrica) y el famoso compositor y arreglista  Jack Nitzsche, quien estuvo en el clavicordio.
Ahora, usted señor lector se preguntará sobre los demás Stones, y el por qué no estaban presentes en esa sesión nocturna. Bueno, la razón de la ausencia de los tres músicos era que estaban en sus departamentos durmiendo o preparando las maletas, ya que al otro día partían de gira a Australia. Por tal motivo, cuando los otros dos músicos estaban grabando en el estudio las voces, decidieron no molestar a sus compañeros y llamar a uno de los guardias del estudio para que participara en la grabación en los coros.

"Contiene un sonido muy particular y muy bien producido. Puedes escuchar claramente toda la parte vocal, y en ese momento yo estaba tocando el pandero. La letra es muy... ya sabes, fue escrita por Keith y yo. Queríamos hablar sobre las chicas de familias de clase alta... La sociedad y todo eso estaba muy marcado en estas canciones, en esa época casi nadie lo hacía, o simplemente no habían hecho este tipo de cosas" comentaba Mick Jagger en el año 1995 sobre esta canción y ademas daba  pistas sobre la temática de la letra.
Es que esta canción, que originalmente se titulada "A Mess Of Fire", hablaba sobre un chico que tiene una relación con una jóven de la alta sociedad, y todas las ataduras que traía las diferencias de clases y modos de vivir la vida.  Por ejemplo, en la canción se menciona a St. John’s Wood, una lujosa zona londinense donde se encuentran algunas de las propiedades mas caras del mundo y al distrito de Stepney, ubicado al Este de Londres y considerado en los 60's como uno de los sectores de la clase baja y donde sus habitantes eran conocidos como "Cockneys".

En la canción, se cuenta que la joven tiene ese estatus social debido a que su madre logró casarse con un hombre millonario, pero la buena vida, los excesos y el poco cuidado de los bienes habían llevado a su familia casi a la banda rota, y pasar de vivir en la clase alta a volver a los inicios, con los simples peatones de a ciudad. Por este motivo, y en voz de Jagger, el acompañante de esta jóven le dice que no la vaya a engañar, que no juegue con fuego ya que sino tendría que volver donde su madre, y volver a ser una ciudadana cualquiera, de la clase media baja.

Ahora, si nos ponemos a analizar la letra y relacionarla con la vida de los Stones, puede resultar bastante extraño y sorprendente que por ese entonces Mick pasaba por algo muy parecido ala temática. Es que el frontman de los Stones estaba emparejado en ese entonces con la cantante y compositora Marianne Faithful, y este sería uno de sus amoríos mas comentados por la prensa. Marianne pertenecía a una familia aristocrática, por parte de su madre, y juntos estuvieron muy ligados a problemas legales por portar drogas. Eso sí, el que jugó con fuego no fue la joven compositora, sino que Jagger que engañaría a su mujer con la tambié cantante y modelo Marsha Hunt (quien años después seria la madre del primera hija del vocalista de los Stones). Y tal como dice el dicho "como pecas, pagas", esta modelo sería un dolor de cabeza para el pobre Mick con el paso de los años debido a demandas sobre cargas económicas y otros asuntos legales que lo tuvieron nuevamente metido en tribunales.
Pero tal como dice esta canción, cuando habla de una mujer que lo tuvo todo pero tras jugar con fuego tiene que caer en el abismo de la realidad y terminar sin nada en las manos, a Hunt le pasó algo parecido: Cayó en la banca rota.

Y para paliar esa situación económica la modelo decidió subastar, en Febrero del año 2013, diez cartas qie le envió Mick Jagger desde Australia en el verano de 1969. En ellas el músico no deja nada sobre la mesa, y le cuenta, a su entonces amante, sobre sus planes para terminar con Marianne, habla de política y además declara que "John (Lennon) y Yoko (Ono) eran unos aburridos". Además de otras cartas ya de corte románticas donde Mick saca frases tan cachondas (?) como "Te besaría suavemente y comería tu boca". Lo cierto es que tras la subasta, se supo por distintos medios británicos que Mick estaba furioso y que pondría incluso acciones legales. Pero la "musa negra", simplemente se defendía mencionando ante los micrófonos:“Estoy en la ruina. Con el dinero podré pagar mis deudas y no ser una carga para mi hija”.  Sin querer la canción publicada en 1965 y que sólo alcanzo el puesto #96 del Billboard, tuvo cierto aroma a Nostradamus.

Que la disfruten!!!






FELIZ 2014!!!!