sábado, 11 de enero de 2014

ONE AFTER 909 / THE BEATLES


"One After 909" es una canción de la banda británica The Beatles, que fue publicado dentro del disco "Let it Be" el 8 de Mayo del año 1970.
"Let it Be" es un disco que nos trae a unos distanciados y cansados Beatles, que tras las sesiones de grabación del "Album Blanco" empezaron a sentir que la fama, los malos negocios y la poca libertad para crear los estaba simplemente enviando a los suelos. Comenzaron su nueva ruta musical bajo el casi irónico cartel "Get Back" y cuyo lema esencial era "volver a lo básico" o sea, que la banda volviera a los brazos del Blues, el rock and roll y de esa manera hacer renacer toda esa magia de antaño, y también dejar de lado  las experimentaciones que adornaban sus trabajos anteriores tras dejar de tocar en vivo en 1966. Lamentablemente las cosas fueron de mal a peor para la banda en el proceso de ensayo, ya que ahora las peleas verbales entre los integrantes se habían vuelto casi diarias y mas encima los negocios en vez de generar ganancias para The Beatles traían sólo más y más problemas para sus bolsillos y egos. Por ello es que tras grabar una que otra canción, ninguno de los cuatro Beatles se sentía con gusto para trabajar la producción o seleccionar que toma colocar en el tracklist definitivo. La tarea se le puso muy díficil para el productor Glyn Johns (George Martin no soportó el ambiente en que se hizo ese disco y decidió dar un paso al costado) y finalmente decidió bajar los brazos y dejar de lado las cintas. Finalmente fue John Lennon quien pescó esas cintas olvidadas y se las entregó al productor Phil Spector para que este, con su personalidad de perfeccionista compulsivo, terminara ese trabajo de alguna manera. El álbum se editó finalmente un año después de toda la pelea, bajo el nombre Let It Be y fue todo un éxito en ventas a pesar de que The Beatles ya estaban disueltos.


Pero la historia de "One After 909" empieza cuando esta banda empezaba  su ruta hacia el éxito rotundo, a principios de la década de los 60's,  cuando se hacían llamar "The Quarrymen" pasaban en banda  toda la noche tocando en diversos locales nocturnos de Liverpool. La historia de esta rola se remonta a mediados de 1959, cuando Lennon fue de visita a casa de sus abuelos, en Newcastle Road, Liverpool. Fue en la terraza de esa casa donde sacó los primeros acordes y los primeros versos de esta canción.

Si bien la autoría principal de esta canción corresponde a John Lennon (quien en 1980 declararía que esta era una de las primeras canciones que escribió en su vida), Paul McCartney también ha mencionado que contribuyó en parte de la estructura musical y la letra. De hecho en su biografía, titulada Many Years From Now, Macca comenta que esta canción era un buen intento de imitar esas viejas canciones estadounidenses sobre ferrocarriles, al mas puro estilo de sus héroes musicales de antaño. "Me trae grandes recuerdos de esos días en que John y yo tratábamos de escribir algunos blues sobre trenes de carga. En esos días sonaban en las radios varias canciones que trataban este tema, como Midnight Special, Freight Train, Rock Island Line"


Pero sobre si hubo o no aporte de Paul queda bastante nublado si revisamos  una entrevista que le hicieron a Lennon la revista Rolling Stones, en 1970, donde declara que en esta canción (su versión original) no hubo ningún aporte de su compañero de banda. De hecho, en esa entrevista John declara que la escribió cuando tenía 18 años, y la hizo pensando (fantaseando!!) en una supuesta carrera en solitario. Nunca se le pasó por la mente tocarla con la banda, hasta que McCartney lo impulsó a grabarla de manera casera y tocarla en las actuaciones en el Cavern Club a mediados de los 1960 hasta 1962.


Pero la banda le tenía cierto cariño a esta pieza de rock and roll, e intentaron grabarla en una sesión de grabación llevada a cabo en los estudios Abbey Road  el 5 de marzo de 1963. En esa ocasión, y tras grabar  "From Me To You" (la que sería todo un éxito) y "Thank you Girl", los Beatles grabaron cuatro tomas de esta canción que tenían ya entrenada ante tantas tocatas. La idea era probar suerte con esta canción, y demostrar que también estaban para tocar un buen rock and roll, como en tiempos de amateurismo (?).
Lamentablemente la interpretación de "One After 909" no dejaba conforme ni a los cuatro Beatles ni tampoco a su productor, George Martin. Intentaron hacerle uno que otro arreglo, pero la cosa a ratos iba de mal en peor. Al parecer en esa sesión los músicos andaban o muy cansado o simplemente muy distraídos. Se cuenta que en la primera toma Lennon se olvidó parte de la letra, en la segunda toma el mismo John siguió cantando mientras era el momento del solo de guitarra. Mientras que en la tercera toma fue Paul quien se equivocó en las notas de bajo y en la cuarta toma George se mandó un solo de guitarra tan malo que dejó a Lennon muy sorprendido y en plena interpretación gritó al micrófono: ¿Eso fue un solo?   Finalmente, la pieza fue desechada de todo plan "Beatle", y tendrían que pasar 32 años para que los fans tuvieran acceso sonoro a este "demo", y fue gracias al compilado Anthology I, publicado en el año 1995 y que mezcla la toma cuatro con una versión anexa, que fue grabada como un ensayo previo a las tomas oficiales.

A pesar de que su grabación fue todo un fracaso, la banda siempre le tuvo ese cariño tan especial a esa vieja canción. "Siempre nos gustaba tocarla en vivo, y por esa razón la queríamos grabar. No es una gran canción, pero está dentro de mis favoritas" declararía años después Paul McCartney al ser consultado sobre el por qué esta canción fue incluída en la etapa final, cuando la banda estaba pasando por un quiebre interno.

Y asi fue, la banda no olvidaba de esta canción, uno de sus primeras piezas de rock and roll, y el 28 de Enero de 1969 decidieron grabarla durante esas míticas sesiones Get Back. En esta ocasión la versión grabada tenía un ritmo mas acelerado y contaba con los teclados de Billy Preston (quien ayudó mucho a la banda en momentos muy complicados en esos días) , y además contaba con un solo de guitarra muy potente bajo los dedos de George Harrison. Al parecer, habían encontrado la manera y el momento perfecto para poder grabarla de manera efectiva.
Además, esta canción formaría parte del repertorio de ese mítico concierto en la Azotea de Apple, el 30 de Enero de 1969, y que tiene como ingrediente anexo una improvisada interpretación de la balada "Danny Boy" en voz de Lennon ya en la parte final de la canción. Al parecer, los cuatro Beatles la estaban pasando d elo lindo en ese momento... Y se notaba!

Finalmente se grabaron dos versiones de "One After 909", las cuales fueron producidas por Glyn Johns. Lamentablemente, este productor/ingeniero no se las pudo con tantas cintas y canciones que dejaron estas sesiones, y finalmente fue Phil Spector quien decidió incluir en el disco una versión masterizada de la interpretación en el concierto en la azotea. De esa manera, aunque fuera una versión en vivo, la canción logró aparecer en un trabajo de The Beatles, y pasaría a la historia como una de sus canciones mas alegres y por qué no decirlo, más irónincas en cuanto a su letra.

Que la disfruten!!!