lunes, 18 de febrero de 2013

BEAST OF BURDEN / THE ROLLING STONES


"Beast of Burden" es una canción de la banda británica The Rolling Stones, que fue lanzada como single el 9 de Septiembre del año 1978 y fue incluída en el exitoso LP "Some Girls".
Este disco fue el renacimiento de la banda en los 70's, ya que tras ser tachados por la prensa como una banda en extrema decadencia o simplemente como veteranos del rock and roll que simplemente vivían aún una burbuja musical "retro" decidieron empezar a depurar su estilo e incluirle tintes de música disco y riffs ligados al Punk rock, estilos que por ese entonces "la llevaban".
Así fue como comandados por Mick Jagger, mientras el bueno de Richards resolvía sus problemas con las drogas, la banda lazó al mercado un disco potente, muy alineado a los nuevos tiempos y que en cada canción los mostraba renovados y con nuevos aires y que fue considerado por esa prensa que antes los "mataba" como uno de sus mejores discos. Por algo "Some Girls" llegó a vender cerca de 6 millones de copias en los Estados Unidos y casi 10 millones en todo el planeta y quedó para la historia del rock como uno de los discos mas memorables de esta mítica banda que aún sigue en la carretera dándole duro a sus clásicos.

"Beast of Burden" en español es algo así como "bestia de carga", mas bien relacionado con esos animales que sirven para transportar cosas, sea un caballo o un buey. Esa fue la relación metafórica que usaron Jagger y Richards para referirse a una mujer muy particular y su relación amorosa. Ellos no querían transportar problemas, no querían ser pilares de una relación ni prestar hombros, ellos querían amor en estado puro (pero al estilo Stones!!). Pero la canción no es solo de amores extraños, sino que trae un mensaje de amistad y lealtad.
Esta canción fue escrita en Octubre de 1977, y se cuenta que el que llevó la batuta musical en ese proceso de creación fue Keith Richards. "Fue otra de esas canciones donde Mick [Jagger] llegaba a completar los versos. Con los Stones, tomabamos una canción de larga duración, la tocabamos y luego analizábamos si era o no negociable. A veces las ignorábamos, a veces solo la agarrábamos y de inmediato la grabábamos" comentaría el guitarrista en una entrevista del año 1993.

Por alguna extraña razón, se creía que Keith en primera instancia habia escrito parte de la letra en homenaje a Mick Jagger, quien se había puesto en los hombros el liderazgo de la banda tras los problemas judiciales que pasaba el guitarrista (estaba pasando un proceso delicado debido a un juicio por posesión de drogas).
El primer indicio tivo lugar a mediados del año 2003, cuando Richards dejó muy en claro que la canción contiene un homenaje a su colega y amigo de carreteras y escenarios: "Cuando volví al ruedo tras cerrar los laboratorios (en referencia a las drogas) decidí entrar al estudio e ir directamente donde Mick para decirle 'Gracias, hombre, por asumir esta carga ". Es una de las razones por las cuales  escribí "Beast of Burden " para él, y ahora recien me doy cuenta".
Pero en Enero del año 2012, en una entrevista con la Mojo, Richards admitió que Jagger no lideró a la banda por sus problemas judiciales de ese entonces, sino que había un acuerdo entre él y el vocalista para compartir ese rol. Además agregó que "Mick escribió varias partes en ella, pero  yo puse la idea principal. Mick estaba acostumbrado a llevar banda, donde Charlie era el baterista, yo era el otro guitarrista que estaba tratando de decir 'OK estoy de vuelta, así que vamos a compartir un poco más de nuestra energía, compartamos esta carga, hermano' "

Lo cierto era que en ese entonces las letras no eran tan importantes para la banda, salvo en esta canción donde hay cierta inspiración por temas que los rodeaban, ya que ellos privilegiaban ciento por ciento lo musical. Por esa razón muchas de las líricas de las canciones fueron escritas en el mismo estudio y casi improvisando. Pero el proceso de producción estaba ya ejercitado, Keith traía una idea, unos bosquejos y Jagger las completaba mientras iban ensayando. Bajo ese proceso aparece "Beast of Burden", con su letra tan simple pero a la vez tan cargada de emociones, y que fue una excelente combinación de ideas que se adaptaron de manera perfecta a la música. De allí es que la letra parece ser tan significativa para la banda, pero no tan emocionante para los eruditos e incluso se torna un poco repetitiva en su parte final, pero a la vez tenía calidad, y de eso estos "gallos" sabían.

Sobre la canción, el otro guitarrista de la banda (que por ese entonces se incorporaba a la banda), el ex- Faces, Ron Wood también regaló una perlitas sobre el ambiente de grabación y las partes de guitarra de esta clásica pieza musical de la banda: "Es de esas canciones que te llegan con mucha naturalidad en el estudio y fue simple, pesqué mi parte y la toqué junto a Keith. Parecía que todo estuviera planeado, pero la canción salió de manera natural, tal como llegó... Cada acorde tiene algo especial. Eso la hace muy asombrosa. De una manera muy espontánea íbamos turnando las partes, cuando Keith hacía partes altas yo hacía la parte del bajo y así. Era una forma antigua de grabar, y aun estamos impresionados por el resultado de las guitarras. Nunca estuvo planeado".

En materia musical "Beast of Burden" tiene aires a Soul, también tiene aires a música Motown a ratos pero son aires renovados. En esta balada cada integrante de la banda nos regala un relajo, como si estuvieran ensayando un día cualquiera y un fans o un "colado" coloca la grabadora. De hecho, el ingeniero Chris Kimsey, que trabajó en la producción de este disco y single, declararía que los Stones querían sonar como si estuvieran en su sala de ensayo, como si fuera la rutina de siempre y sin tantos arreglos, condimentos musicales de otro mundo o efectos sonoros, o sea querían sonar al natural y en esta canción lo lograron de manera perfecta.
Ojo con el bajo de  Bill Wyman, el cuál suena sólido y se mezcla de manera perfecta con el mar de guitarras, una sinfonía perfecta para cualquier día de Otoño.

La canción llegó al puesto #8 del Billboard Hot 100, y logró que las críticas fueran positivas ante este nuevo retorno de la banda a las pistas. Pero eso no fue todo, ya que en el año 2004 la revista Rolling Stone la ubicó en el puesto #435 en su lista "The 500 Greatest Songs of All Time" y en la casilla #433 de las " 500 Greatest Rock and Roll Songs of all time". Queda claro que es un clásico de clásicos!!
Que la disfruten!!!