martes, 26 de febrero de 2013

MY BONNIE / TONY SHERIDAN & THE BEAT BROTHERS



"My Bonnie" es una canción interpretada por el cantante inglés Tony Sheridan acompañado de una banda desconocida llamada The Beat Brothers. Esta canción, que es una pieza clásica de folk escocés,  fue publicada como single el 23 de octubre del año 1961 y tuvo un repentino éxito en tierras germanas y británicas.
Sheridan es toda una leyenda para el rock and roll británico y "sin querer queriendo" fue partícipe y testigo del origen de una de las banda que cambiaría la historia del rock y el Pop en los 60's. Oriundo de Norwich, donde nació un 21 de mayo de 1940, Tony siempre quizo ser parte del rock and roll, en especial por su fanatismo por Elvis Presley. Así fue como pescó su guitarra y se marchó a Londres en el año 1957, en busca de hacer carrera y lograr su objetivo de vida. En su estadía en la capital, Sheridan logró trabajar como músico de sesión para varios aristas de renombre en esos tiempos, como por ejemplo Gene Vincent y Eddie Cochran. Tras esa experiencia, donde aprendió mucho y se codeó con grandes exponentes del naciente rock británico, Sheridan formó una banda, bautizada como The Jets, y  en Junio de 1960 se fue a probar suerte a Hamburgo, contratado por un pub llamado “Kaiserkeller”.
En esas tierras alemanas, Sheridan llegó a conocer a otras bandas que andaban dando vuelta por los clubes nocturnos tocando viejos clásicos del rock and roll. De esa manera aparecieron  en su camino unos jóvenes de Liverpool, que tenían una banda llamada The Beatles y que hacían de las suyas en un pub llamado Top Ten. Aqui empieza la historia de la canción...

Era Junio de 1960, y el Top Ten pasaba las tardes y las noches con bandas que tocaban rock and roll. Una de esas tantas noches de cervezas, mujeres que atendían de manera maternal a sus clientes y de bastante locura musical, llegó alguien que no era tan parroquiano de ese lugar pero que andaba en busca de una banda o solista para grabar un single y lograr algo de dinero. Era el director de orquesta  Bert Kaempfert, quien ya tenía fichado a Tony Sheridan, que cantaba muy bien, tenía buena facha y tocaba muy bien la guitarra. La misión de Bert en esa noche era escuchar a esos Beatles que ya eran muy reconocidos en el ambiente under de Hamburgo por su energía sobre el escenario y por tener buenos músicos.  Y esa noche John, Paul, George y Pete no lo defraudaron  (Ringo en ese tiempo andaba por otro bar de Hamburgo pero ya estaba en planes de la banda)...

El 22 de junio de 1961, en ​​un improvisado estudio de grabación situado sobre un escenario de la escuela Friedrich-Ebert-Halle de Hamburgo, Sheridan y su nueva banda de apoyo se disponían a grabar el primer single y luego hacer el resto del repertorio de ese disco que tenía en proyecto.
La primera canción que estaba en carpeta para grabar era una famosa balada escocesa llamada "My Bonnie" ( que también era conocida en tierras del jardinero Willy (?) como "My Bonnie lies over the ocean"). Esta canción, que era muy popular entre los marineros de alta mar, tiene un origen aún desconocido, pero goza de gran popularidad en sus tierras donde incluso era usada para tertulias y festivales de voz allá de finales del siglo XIX.

Hagamos un poco de historia sobre esta canción antes de seguir con la leyenda de Sheridan y su tropa de músicos...
Muchos historiadores musicales relacionan esta canción como un homenaje el aristócrata escocés Charles Edward Stuart, también conocido como 'Young Chevalier' o como " Bonnie Prince Charlie ". Este personaje, que es parte importante de la historia de su país, ganó fama tras liderar, en pleno levantamiento jacobita,  una famosa tropa de casi 3 mil hombres conocidos como "highlanders" con quienes logró controlar muchas zonas rurales de Escocia e incluso llegó a Edimburgo, donde tras una dura  batalla la logró tomar y así dejar en claro su poder militar.
 Pero no sólo de batallas ganadas se le recuerda a " Bonnie Prince Charlie ", ya que también era un reconocido conquistador de mujeres y vividor de clase profesional, lo cuál no era muy bien visto por los católicos. De hecho, por culpa de su adicción a las mujeres y a la bebida no fue condecorado por el Vaticano como "Rey de Escocia e Inglaterra". Finalmente, este personaje muere en Italia  como un vagabundo en medio de la miseria, pero alguna fémina o fanaticada le dejaron una canción en honor a sus batallas, guerras ganadas, su tormenta de facha (8) y sus amores.
Volvamos a ese 22 de Junio de 1961...

La versión que tenía en el horno Tony Sheridan era una que ya había probado en vivo y que tuvo una aceptación espectacular en esas noches de rock and roll y desenfreno, además muchos marinos que pasaban a descansar (?) en los bares de Hamburgo la entonaban cuando la luna ya le daba paso al sol . Esta constaba de una introducción al mas puro estilo Elvis y su "Love me Tender" pero a ritmo de vals, como en la versión original, para luego dar paso a un rock and roll en estado puro, con un solo de guitarra de miedo (y bastante respetable!).
En una entrevista del año 1963, John Lennon se refería de manera muy fria a esta canción, diciendo que     "solo es Tony Sheridan cantando y nosotros tocando de fondo. Es terrible. Cualquiera lo podría haber hecho".

Tras "My Bonnie",  Tony y la banda grabaron un tema llamado "The Saints" que simplemente era una versión rockera del clásico "When The Saints Go Marching In". Una vez que las dos canciones ya estaban registradas, Bert Kaempfert le informó a John, Paul, George y Pete que no usarían el nombre de la banda en el single y que de ahora en adelante pasarían a ser los Beat Brothers, ya que encajaba con la moda y la onda de toda esa tropa de solistas acompañados de una banda que terminaba en "Brothers", aunque no hubiera parentesco sanguíneo (?). "La verdad es que no les gustaba nuestro nombre, y nos dijeron, 'cambiaremos su nombre por "Beat Brothers" porque era más comprensible para el público alemán. Finalmente así lo editaron e hicieron historia". comentaría Paul McCartney años después.
Cabe señalar que tras esta sesión, los Beatles tuvieron la oportunidad de grabar dos canciones a modo de demo o futuro single. Estas fueron una versión rockera de "Ain't She Sweet" (en voz de Lennon) y el famos instrumental "Cry For A Shadow" escrito por Lennon y Harrison.

El 23 de Octubre de 1961 salió a la venta, bajo el sello Polydor, el single  "My Bonnie" / "The Saints" (cuyos créditos eran de Tony Sheridan and The Beat Brothers) y llegó al puesto #5 del Hit Parade alemán. Pero la noticia había llegado a tierras locales, debido a que la banda ya se encontraba en Liverpool desde Julio de ese año y en el "Cavern" se empezó a correr la voz de que habían grabado unas canciones en Hamburgo con el señor Tony Sheridan.

Semanas después de que el single fuera liberado en Alemania, apareció en la tienda NEMS, cuyo dueño era un jóven empresario llamado Brian Epstein, uno de los fanáticos a rabia de The Beatles, en ese entonces. Se llamaba Raymond Jones, y tan sólo tenía 18 años, pero quería conseguir sea como sea ese single de Tony Sheridan junto a su banda favorita. Se dice que esa fue la primera vez que Epstein escuchó el nombre de esa banda, y tras consultarle varios detalles quedó muy asombrado a tal punto de que a la semana fue a verlos al "Cavern" y tras esa noche de rock and roll decidió ser su manager y empezar a hacer historia otra vez, aunque esta vez la cambiarían a su modo y en todo el planeta...
Paul McCartney relataría años después sobre este acontecimiento que marcaría la historia de The Beatles:  "Un chico fue a la tienda de discos de Brian y le pidió el "My Bonnie" de The Beatles. Brian le dijo que ese single era de Tony Sheridan y lo mandó a buscar. Fue ahí donde supo de nuestra existencia y que estabamos tocando a 200 metros de su tienda. Así que fue al "Cavern" y uno de los asistentes nos informó que 'Brian Epstein está entre el público. Él puede ser un buen gerente o un buen promotor para ustedes". Así que esa noche nos comportamos como unos adultos".

Cuando la banda ya estaba empezando a salir a flote, y a punto de firmar un contrato con la Parlophone, donde George Martin les estaba haciendo audiciones, en Enero de 1962 apareció en el Reino Unido el single con la canción "My Bonnie", pero esta vez acreditado a Tony Sheridan and The Beatles (no era nada de lesos los de Polydor). En Abril de ese año la canción también fue publicada en Estados Unidos, pero fue cancelada semanas después debido a las malas ventas. Pero los de la Polydor volverían a la carga  en Enero de 1964, cuando la Beatlemanía arrasaba en el mundo, y lanzaron este single acreditado, esta vez, a  The Beatles with Tony Sheridan, y de manera sorprendente llegó a la casilla #26 del Billboard. Tony Sheridan simplemente gozaba de fama, y sin querer fue acompañado de una banda que hizo historia al igual que él.

Pese a que la Polydor hizo lo que quiso con ese single, Paul, John y George nunca hablaron mal de Tony. De hecho, ellos siempre recalcaban que fue en esas grabaciones donde aprendieron mucho, y agarraron mas confianza a la hora de enfrentarse a un micrófono y trabajar en el estudio. Por esa razón es que  nombraron al guitarrista como su “maestro”.  Sobre esto, el pianista Roy Young, que también participó en estas grabaciones para  la Polydor, declaró sobre Sheridan y su relación con los Beatles: "Definitivamente Tony los influyó. Yo siempre me sentí sorprendido de que ellos nunca hicieran grandes comentarios al respecto, pero me daba cuenta de que John (Lennon) y George (Harrison) iban a verlo y se ponían en la primera fila para copiarlo. Es verdad que lo imitaron en muchos de sus movimientos, su estilo, por la forma de tocar la guitarra o de pararse y eso era algo que John en especial le copiaba".

El pasado 16 de Febrero Sheridan dejó de existir, pero su leyenda seguirá viva en el rock, y que no sólo fue influencia para los Fab Four, sino que también  estuvo en los inicios de la banda AC/DC.
"Tony fue una buena persona que conocimos y trabajamos con él en los primeros días en Hamburgo. Solíamos ver sus shows y admirábamos su estilo. Lo vamos a extrañar" declaró a los medios británicos Paul al enterarse de la trágica noticia.
Se fue un grande, pero deja un legado inmortal para el rock británico, ya que él puso el soporte para muchas bandas que luego cambiarían el curso de la historia 

En memoria del "Teacher" Tony...

Que la disfruten!