miércoles, 20 de febrero de 2013

DANCING IN THE STREET / MARTHA & THE VANDELLAS



"Dancing in the Street" es una canción del grupo femenino Martha and the Vandellas, que fue publicada como single un 31 de Julio del año 1964 y que se convirtió en una de las canciones mas emblemáticas de este conjunto vocal y además como una de las piezas musicales mas importantes y a la vez polémicas para el famoso sello Motown.
Este trío vocal liderado por Martha Reeves, una secretaria de profesión que llegó a tocar la puerta de la Motown para que le hicieran una audición y que tras lograr su propósito no llegó a quedar seleccionada, pudo dar su primer paso en el sello cuando la mandaron nuevamente a contestar teléfonos y enviar documentos pero esta vez contratada por Berry Gordy, el jefe de la casa disquera.
Tras largos meses nuevamente como secretaria, y dado el arduo trabajo de los productores, un día fue invitada por uno de ellos para que participara como corista en una grabación. Fue en ese momento donde volvió a la carga y tras mostrar sus dotes vocales tuvo una oportunidad para grabar un single en 1962. Para ello contactó a sus compañeras Annette Beard y Rosalyn Ashford para formar de una vez por todas Martha Reeves & The Vandellas, que con el tiempo se convertiría en uno de los principales conjuntos femeninos de la Motown gracias a su estilo Pop-Soul mezclado con aires bailables. Así empezaba la leyenda...

No hay dudas que la canción mas reconocida de este trío musical es "Dancing in the Street", una simpática pieza musical  escrita por el equipo Motown conformado por: Marvin Gaye (un maestro!), Ivy Jo Hunter, y William "Mickey" Stevenson.
La historia de esta canción empieza en los primeros días de Junio del año 1964, cuando Stevenson y Gaye conducían por las calles de Detroit. Como era época veraniega y los termómetros reventaban a causa de una fuerte ola de calor, ambos músicos se dieron cuenta que en varias esquinas de la ciudad la gente abría los grifos para refrescarse y a la vez jugar con sus hijos y así disfrutar de ese simple juego. Para Stevenson esas personas parecían estar bailando bajo el agua y se le vino el título para alguna canción.

Una vez que llegó a su hogar, William "Mickey" Stevenson empezó a escribir una letra y ensayar algunos acordes que acompañaran esa imagen de ver niños y adultos jugar bajo el agua en plena calle y bajo ese sol amenazante.
Al otro día, Stevenson volvió al estudio de grabación y le enseñó parte de su canción a Marvin Gaye. Cuando este ultimo leyó la letra, declaró de manera inmediata que la canción era ciento por ciento bailable. Una vez que ambos compositores encontraron los arreglos perfectos y completaron la letra, decidieron llamar a terreno a la cantante Kim Weston para que la grabara en primera instancia. Lamentablemente
la interprete de "Love Me All The Way" no quedó conforme con el resultado final y decidió bajar los brazos y elegir otra canción como futuro single.

Tras varios descartes, Gaye decidió que fuera Martha Reeves  quien grabara esta canción junto a sus compañeras de grupo. En ese entonces Martha andaba en busca de un nuevo single que tuviera aires renovados y que ayudará a realzar su regular carrera musical que con éxitos no tan rotundos y  con fracasos bien marcados la tenían algo triste y apresurada por lograr realzar su talento ante el público. Esta podía ser la oportunidad.
Así fue como un 19 de Junio de 1964, en los estudios Hitsville U.S.A, el dúo de compositores le presentó la canción a Reeves. En esa ocasión Gaye fue el encargado de cantarla frente a las chicas y de enseñarle cada detalle que tuvera que ver con la voz principal. Tras escucharla, Martha encontró que la canción era muy repetitiva y  le preguntó a los compositores si ella se podía hacer cargo de los arreglos vocales, ya que tenía una idea para encajar los coros con la parte musical y hacerla mas vendible. La respuesta fue positiva, y la banda con los productores empezaron a trabajar.

Pero tras grabar las voces, Gaye y Stevenson no estaban muy a gusto aún con la parte instrumental, y para  incluir nuevas ideas decidieron contactar al también productor y compositor Ivy Joe Hunter. Este personaje venía de trabajar junto a Stevenson en varias grabaciones de emblemáticas y su especialidad era hacer arreglos instrumentales de alta calidad.
La tarea para la que Hunter fue contactado era depurar algunos detalles de "Dancing in the Street" , con el fin de darle mas "power"  y hacerla aún mas bailable de lo que ya era en ese entonces. Una vez que escuchó la canción, Ivy le señaló a sus colegas que la canción no estaba mal pero que el único detalle que estaba faltando era una buena pista de batería (la cuál fue tocada por Gaye) , y eso era mas que esencial para una pieza con aires festivos y positivos.

Cuenta la leyenda que tras dar su veredicto a la "rola", Hunter fue a su auto en busca de una llave de cruceta, y tras volver al estudio de grabación se sentó en el suelo y le pidió a sus colegas que empezaran a grabar. Imagínese esa cara de sorpresa de Marvin y William al ver a un motivado (y mega-sudado) Hunter golpear el piso de concreto con esa herramienta para aflojar y apretar las llantas de cualquier vehículo y que ahora tenía un fin musical, y este era darle un efecto potente a la percusión. Eran otros tiempos, hoy sería fácil programar un sonido en el computador o usar un sintetizador, pero ese simple y artesanal efecto de sonido marcó historia para la Motown.

En el momento de su lanzamiento al público, Estados Unidos vivía un periodo marcado por las protestas a causa del apogeo del movimiento de los derechos civiles, donde muchos afro-americanos salieron a la calle a reclamar en contra de la discriminación y ponerle punto final a la segregación racial.
Si bien "Dancing in the Street" solamente fue hecha para la pista de baile (de hecho varios analistas dicen que fue uno de los pilares fundamentales para la música Disco setentera), muchos de los manifestantes y activistas la tomaron como un himno que llamaba a salir a la calle y pelear por esta causa social que provocaba disturbios en diversas ciudades del Sur de Estados Unidos. Esto tuvo cierta repercusión en los medios, donde incluso fue catalogada como canción "protesta" y en mas de una ocasión fue censurada de las parrilas programáticas de las radios que no se querían mezclar con los problemas que aquejaban a su país  Pero también este hecho ayudó a su popularidad, ya que la canción fue muy  valorada por los líderes de este movimiento social y fue entonada durante las marchas.

Mientras la canción escalaba en los charts de Estados Unidos (donde llegaría hasta el puesto #2) y la popularidad de Martha y sus compañeras iba en aumento, crecía la tesis de que esta canción tenía cierto mensaje ligado a esas causas sociales. Muchos periodistas intentaron dar con la opinión de los autores pero estos simplemente no querían responder y dejaban todo revotando en la incertidumbre.
Pero cuando llegó el momento en que "Dancing in the street" entró en el Top Ten de los charts británicos y el trío femenino tuvo que ir a promocionarlo a la tierra de Los Beatles, muchos periodistas fueron al aeropuerto a capturar alguna frase de la interprete con respecto esta polémica. Lo que pasó en esa ocasión fue de antología, ya que un periodista catalogó a Martha Reeves como líder y militante de las agrupaciones que apoyaban el movimiento social de su país y que en su canción ella llamaba públicamente a la revuelta. Tras escuchar eso, y en medio de una plaga de flashes, sombreros y preguntas por doquier, una sorprendida Martha le respondió a ese periodista "Querido, solo es una canción para bailar".

Mientras la canción llegaba hasta hasta la sexta posición en los charts  del Reino Unido, Berry Gordy, el que fuera compositor, dueño y creador de la Motown, le señalaba a la prensa que la canción solo tenía una letra inocente y no tenía nada que ver con el contexto social y político del país. Es que Gordy no quería por ningún motivo que se le hiciera alguna relación de su compañía discográfica con los movimientos sociales, ya que su  idea de crear un sello musical para cantantes negros se debía simplemente a que quería preservar el pensamiento y la creación musical, lo cuál estaba muy alejado de las actividades políticas.

A pesar de todos los intentos por sacarle esa chapa de supuesta "canción protesta", el clamor popular fue mas fuerte y "Dancing in the street" dejó de ser una simple canción bailable para quedar por siempre como una canción que llamaba a la paz y que además llamaba a reclamar en la calle, de manera pacífica, por esas cosas que encuentras injustas o cuando se quiere encarcelar la libertad con leyes absurdas, quedando dentro del soundtrack de uno de los movimientos sociales mas comentados en la historia de los Estados Unidos.

Estos fueron los motivos para que la canción se convirtiera en un éxito rotundo y que en 1982 apareciera la banda estadounidense Van Halen entonando esta canción (con sintetizadores incluidos)  y logrando entrar al puesto #38 del Billboard Hot 100 y volviendo al ruedo musical a Martha & The Vandellas.
Pero el golpe mas fuerte, desde el lanzamiento de la versión original, lo dio la dupla conformada  por Mick Jagger y David Bowie, quienes en 1985 hicieron una llamativa versión de la canción con fines benéficos. Es que estos dos monstruos del rock lograron llegar al séptimo lugar de Billboard e hicieron mas planetaria esta canción tan comentada en los 60's.
Que la disfruten!!!