viernes, 31 de julio de 2009

BONUS TRACK: EL STONE QUE BAILABA OTRO ESTILO DE BAILE


"Ya no estoy de acuerdo con los demás por lo que respecta a los discos que estamos grabando. No nos comunicamos musicalmente. La música de los Stones ya no es de mi gusto. El trabajo de Mick y Keith ha progresado por una tangente, al menos en mi opinión. Tengo el deseo de tocar mi propio estilo de música y no el de los demás, por mucho que estime sus conceptos musicales"
dijo Jones cuando para la grabación del disco "Let It Bleed" sus compañeros "Rolling Stones" le pidieron que ya no seria parte de la agrupación en 1969. Por aquel entonces Brian Jones, el llamativo guitarrista que se colocaba al lado de la bateria, pasaba por un cuadro de depresión que lo tuvo internado por varios días. Pero la timidez se le iba detras del escenario, especialmente en los estudios de grabación donde siempre creyó que la banda era suya: sabía más música que los otros, en escena se movía mejor que el tímido Jagger y arreglaba con los productores para cobrar más que el resto (y hasta para tener mejores habitaciones en los hoteles).

Un fanatico del jazz y del blues, de esa musica sacaba hasta su manera de tocar la guitarra pero ademas se dió el lujo en plena decada de los sesenta, antes del auge de la psicodelia y la experiemntación hindú y con drogas, de colocarle nuevos instrumentos al rock and roll. Jones no se quedaba ahí escuchando dos guitarras, un piano y una batería, sino que él experimentaba con instrumentos casi "sorprendentes" en la musica popular. Una marimba, una flauta traversa, oboe, tambura, sitar, arpa y hasta campanas tubulares eran usados en las grabaciones de los hits de los Stones.
Un musico llamativo, no tanto por las zancadas de Jagger o por los excesos de Richard, sino porque en el estudio de grabación lo transformaba en un laboratorio donde experimentaba toda clase de sonidos y tecnicas de producción.
No se sabe cuantos hijos dejó en Inglaterra pero si sabemos que escribia varias canciones las cuales nunca se las hizo escuchar a la banda porque su afan perfeccionista le hacia pensar que no eran buenas, y tambien porque el productor Andrew Loog Oldham estaba más interesado en promover a la dupla creativa y mas comercial de Jagger-Richards que en oír su material.
Sin embargo, los que han escuchado esos temas sostienen que se trataba de canciones románticas, muy sentimentales, en cierto modo emparentadas con el estilo de Donovan o con el gran Bob Dylan.

Es por ello que Brian Jones se dedicó a aportar las ideas finales a las canciones de esa dupla. Él las arreglaba, él le daba ese toque llamativo que los hacia llegar al numero 1 en las listas a la banda que solo era superada por Los Beatles. De hecho varios de los riffs de guitarra de la primera etapa del grupo le pertenecen, así como la mayor parte de los arreglos con sus instrumentos curiosos que ya mencionamos.
Sin embargo, sus problemas constantes con las drogas, el asma y su rechazo hacia las canciones que consideraba comerciales originaron una relación tirante entre él, la dupla Jagger - Richards y el productor Andrew Loog Oldham.

Pero su busqueda musical no quedó ahi y cuando los Stones grababan en 1968 el disco Beggars Banquet decidió dar un paseo rumbo a Marruecos. Allí fue a los montes del Atlas para escuchar las flautas de barro que tocaban los músicos de Jajouka. Quedó tan entusiasmado con esos instrumentos que cuando volvió a visitar Marruecos lo acompañó un ingeniero de sonido de Olympic Studios. Entre los dos compaginaron el trabajo de los músicos marroquíes, a veces acompañados simplemente por la guitarra de Jones. Él preparó la composición artística de la tapa junto con el diseñador Al Vanderburg y le dio el master, listo para ser editado, a Allen Klein. El productor no se interesó demasiado en el material, pero los Rolling Stones lo editaron tres años después, en 1971, cuando Brian ya no estaba en este mundo. El título elegido fue Brian Jones Presents the Pipes of Pan at Joujouka.
Un disco que puede ser catalogado como una "joyita", como una locura, como un acto de experimentar mas allá de los efectos electronicos pero que es en resumen la actituda que siempe tuvo este musico introvertido.

Pero un 3 de julio de aquel año 1969, meses despues de marcharse de la banda Brian Jones apareció muerto en la pileta de su granja. Nunca se supo bien como fue esa muerte; un accidente?, una sobredosis?, o un asesinato?. Nunca se sabrá, pero quizas todo lo resume una frase que dijo en pleno apogeo con su banda: "Sí, quiero ser famoso. Y no, no quiero cumplir treinta años."
Brian Jones ya es una leyenda...