sábado, 2 de enero de 2010

BONUS TRACK: "CALAMARO Y CHARLY: LA GUERRA DE DOS MUNDOS"



Hace tiempo ya que los dos astros del rock argentino Charly Garcia y Andres Calamaro, no se llevan bien y no se dan bola. Han pasado los años y ninguno habla del otro, no se invitan a escenarios, no hay un dueto en algun disco y los fans de ambos cantantes muchas veces caen en "inutiles" peleas por quien es el mejor. Cuando ambos son dos grandes del rock latinoamericano, dueños de canciones memorables que ya son todo un clásico en la musica popular.

Pero de donde surge esta "supuesta" pelea?... para ello debemos remontarnos a unos cuantos años atras, cuando Charly García tenia una gran fama por sus discos y grandes canciones con bandas como Sui Generis y Seru Giran, mientras un joven Andres Calamaro empezaba a escribir buenas canciones detras de su piano. Eran los años donde Charly sacaba al mercado su discazo "Yendo de la cama al living" y Andres tocaba teclados en una banda llamada Los Abuelos de la Nada de la cual Charly era el productor. Con el paso del tiempo ambos músicos se hicieron amigos. Fue tanta la amistad que Andrés, junto a su teclado, llegó a ser parte de Las Ligas, la banda de apoyo de García hasta 1986, cuando decide probar suerte como solista y fue reemplazado por un flaco llamado Fito Paez.
Debido a que sus discos en calidad de solista no habian dado frutos ni buenas ganancias, Andres Calamaro decide ir a probar suerte a España donde a fines de los ochentas forma la banda Los Rodriguez con la cual le llegó la fama a sus pies...

En los noventas Garcia tuvo un bajón en las ventas de sus discos, a esto se le sumó una fuerte adicción a las drogas que lo tenía en un estado de depresiones constantes, es por ello que viajó a Madrid en 1995 para desintoxicarse de tanto veneno y fue en ese viaje donde conoció a Mónica García, la mujer y manager de su amigo Calamaro. Aqui empieza el huracán...

Tiempo despues en un reportaje para una revista trasandina, Charly declara: "Estaba en Madrid, Andres estaba de gira y apareció Mónica cuando me estaban echando a patadas del hotel . Fuimos a otro hotel, dormimos en camas separadas. Lo que pasa es que también mi socia es una freak como yo. Seguramente va a venir pronto, prontísimo, y por ahí, qué sé yo... Tal vez se queda conmigo, andá a saber. Persona más fiel que ella no hay. Y que yo, ni hablar, Y que Calamaro menos (...). Cornudos hay por todos lados, pero nosotros no". Algo andaba funcionando mal en esa relación... pero faltaba la respuesta de Calamaro, y este no dudó en responderle en otra revista argentina que le preguntó sobre si Charly y Monica tenian una relación: "Charly está enfermo. Necesita médicos, enfermeras; destruye todo lo que toca. Es amigo nuestro pero no está bien. Además, yo duermo todos los días con mi mujer. ¿De qué me tengo que enterar? No soy un marido engañado. ¿Cómo dice Charly que la quiere, si no quiere a nadie? Algo le funciona mal. Aparte, ¿cómo mi mujer se va a acostar con él? A mí, por lo menos, me quedan dientes". La guerra estaba declarada al parecer cuando el autor de "No voy en tren" le responde con cierto humor: "Donde juegan los grandes no juegan los chicos". Corría el año 1997 y aun quedaba muchas palabras por escuchar.

En esa epoca Andrés Calamaro tomó la decisión de separarse de Mónica, y en el dolor de la situación, le echó la culpa a su amigo García, quien mantenía una suerte de romance estilo platónico con su mujer. Todo se debía a que, supuestamente, Mónica le brindó apoyo "espiritual" a García durante su estadía en España, cuando grababa el disco Say No More, si señores el mismo disco donde Calamaro cantó junto a Garcia la canción "Necesito un Gol".

La tormenta estaba en su punto mas alta y muchos amigos en común intentaron la tregua entre ambos pero sin resultados positivos. Calamaro, en un ataque de ira, intentó agredir a Charly con un bate de beisbol pero al llegar a la puerta del departamento Charly estaba durmiendo y termino rompiendo los cristales de una disquera donde vendian los cedes de su ex-amigo. A pesar de su furia, Charly seguía hablando a los medios sobre el tema: "Parece que un calamar que viene del océano Atlántico, ha irrumpido en su nueva forma de animal pulposo y de la familia qué sputza (...). Yo le recomendaría a este gil, que pare... calamar asqueroso, ya molestaste demasiado, te van a matar. Yo no, porque cómo voy a gastar energía en vos. He leído una revista en la que decís que me vas a pegar nueve piñas, te he visto en la puerta de mi casa con dos guardaespaldas tuyos, un bate de béisbol y te lo has tenido que meter en el culo. Niño: en España no te quieren y acá tampoco. (...) Pensá un poco, volvé a hacer las canciones lindas que hacías y say no more..." fueron sus palabras frente a las camaras de televisión.
Una semana despues de esas "crueles" palabras, Calamaro responde en una entrevista: "La única noticia de Charly García que quiero recibir es... que se muera. No, no quiero que se muera, quiero cagarlo a trompadas. (...) Ya no escribe una puta canción buena. Vende menos que yo, coge menos que yo, canta menos que yo, escribe menos que yo y piensa menos que yo. Es una mierda... Ahora lo voy a llamar a la casa para terminar de una vez con esto; seguro que alguien va a atender el teléfono. El va a estar escondido abajo de la cama."...

Luego de estas declaraciones Calamaro tocó fondo... se dió cuenta que esta guerra de declaraciones solo lo dejaban en ridiculo y que era mejor olvidar, total Charly estaba acostumbrado a los lios y al parecer le resvalaba todo lo que le decían. Es por ello que decidió hablar con tranquilidad el tema con frases como esta: "Yo tragué bastante de la obsesión mística, y en un momento me di cuenta de que en mi casa éramos dos, más el contestador telefónico con los llantos de Charly durante toda la noche. Entonces fue: "O el contestador telefónico o yo". Fui bastante elegante durante mucho tiempo, demasiado elegante para el rock and roll".

Esa entrevista finalizaria cuando Calamaro menciona su auto analisis del tema y dejar que la música hable: "No sé cuándo empezó la pelea dialéctica; sí te puedo decir cuándo terminó. Lo que quiero es no hablar con la gente, ni con Charly, ni que él me llame. Yo tengo dientes, pero también tengo lengua... Como el vigor no mengua... Tengo que dejar de usarla en público porque quiero evitar el brainstorming. A partir de ahora voy a practicar la paz y la tolerancia. El que va a quedar peor parado es el que más hable".

Para finalizar esta historia podemos mencionar que para muchos más allá del problema de la mujer, lo que esconde esta guerra de dos mundos es una cuestión solo de celos artísticos mas allá de todo el lio provocado por una dama. Esto se puede evidenciar cuando se escucha a García decir que la música de Calamaro es una porquería y Calamaro le responde que Charly está acabado y que ya no puede componer una buena canción.

Las agresiones no son buenas, menos en el rock pero para los escritores y reporteros son regalos caidos del cielo... y Calamaro junto a Charly dieron mucho para masticar y menos mal que se dedicaron a seguir escribiendo buenas canciones en los años posteriores dejando esta historia com parte de una leyenda que pocos han de olvidar...
Pero esto tiene final feliz... en Octubre de 2009 Calamaro habló sobre Charly de una manera mas amistosa.


Fuentes:
http://comunidad.rock.com.ar/profiles/blogs/2316447:BlogPost:2767
http://www.clarin.com/suplementos/si/1999/01/29/nota_2.htm