viernes, 8 de enero de 2010

BONUS TRACK: CUANDO LOS BEATLES CONOCIERON AL REY...

Feliz Cumpleaños maestro!!

Un dia 8 de Enero pero de 1935, en un hospital de la ciudad de Tupelo nacía Elvis Aaron Presley y hoy todo el mundo le hace homenajes en su cumpleaños numero 75 a uno de los iconos musicales mas grandes de la historia del rock and roll . Por eso "Historias de una canción" se une al homenaje hacia el Rey del Rock con una historia interesante sobre el dia en que The Beatles, que por ese entonces vivian una gran fama, fueron a visitar a su idolo Elvis Presley, que por ese entonces pasaba por una mala racha en ventas de sus discos pero ya era una leyenda viviente para el rock and roll.

LOS BEATLES Y EL REY

"Lennon entrando a la mansión de Presley en Bel-Air"

Eran los días en que la "Beatlemania" había llegado a Estados Unidos por lo que John, Paul, George y Ringo habían logrado lo que todo artista extranjero soñaba para potenciar su carrera musical: Conquistar los rankings de Estados Unidos.
Por esos días de 1965 The Beatles habían finalizado una serie de exitosos conciertos en la tierra originaria del rock and roll que tanto gustaban y disfrutaban desde que eran unos "rebeldes" adolescentes que soñaban con ponerse una guitarra y hacer bailar a la gente con musica de sus idolos musicales como Buddy Holly, Carl Perkins y Elvis Presley.

El 30 de Agosto de 1965 la banda daría su ultimo concierto en Estados Unidos, antes de volver a Inglaterra para encerrarse a grabar su nuevo LP, por ello tomaron la carretera rumbo a Hollywood para presentarse en un concierto en el Hollywood Bowl. Pero antes de eso, tenian una actividad ya agendada por anterioridad por su manager. Esta era visitar a Elvis Presley en su mansión.
Esta noticia dejó felices a los cuatro chicos de Liverpool quienes no podian ocultar sus sonrisas que abarcaban varios metros de ancho (?).

Es que Elvis era su idolo y el sueño de cada uno (como el de todo adolescente de esa época) era ser tan famoso como "El Rey del Rock" que tenía talento musical de sobra, se lucía en los escenarios moviendo las caderas, tenia "buena pinta" y era un galán "sex simbol" para la mujeres. A tal punto era el fanatismo de Los Beatles por Presley que en una de las entrevistas para el disco "Anthology", Paul McCartney dijo que Elvis "fue el mesías que estaban esperando" luego de escuchar el single "Heartbreack Hotel" en 1956.

Un viernes 27 de agosto de 1965, The Beatles se subieron a un Cadillac que lo llevaría a la mansión de Elvis en Bel Air , lugar donde estaba preparando la filmación de una de sus tantas peliculas "taquilleras". Pero era tanto el nerviosismo y la ansiedad por conocer al interprete de "Hound dog" que el chofer se perdió en varias calles, ya que estaba confundido entre tantas mansiones que existen en ese laberinto llamado Bel Air. George Harrison, en el DVD Anthology, mencionó sobre ese momento "... en ese lugar las calle eran muy complicadas, creo que estábamos en la calle Mulholland Drive. Nos tomamos unas tasas de te en el coche y cuando llegamos a su casa no sabíamos por que estábamos allí, pero no nos importaba".
Finalmente llegaron en dos automóviles, uno para los 4 muchachos y otro para Brian Epstein, Neil Aspinall y otros acompañantes.

La visita supuestamente era secreta, pero en las puertas de la mansión se encontraron con un grupo de periodistas "salvajes" y faranduleros que se amontonaron violentamente en la entrada para saber las impresiones de los Beatles por conocer a Presley. Tanto era el griterío de las fanaticas y los periodistas que se colgaban de las cercas que muchos de los vecinos creian que algo le había pasado al Rey y se imaginaron lo peor...

El primeor en recibirlos fue el Coronel Parker (manager de Elvis), que habló brevemente con Brian Epstein y los condujo al interior de la mansión junto a John, Paul, Ringo, George y Neil Aspinall. Entraron en una sala redonda y se encontraron con Elvis, que estaba sentado en un sofá tocando un bajo Fender color blanco, con la televisión encendida a bajo volumen (Lennon diría posterioremente que él tambien tenia ese gusto... tocar guitarra y mirar tele). De entrada ya Presley, tiraba facha, ya que llevaba una camisa roja, pantalones negros y un chaleco sin mangas del mismo color.

El otro detalle del cual Los Beatles se dieron cuenta era que en una Rockola de la habitación se escuchaba el disco Mohair Sam de Charlie Rich, que era un hit en esos días y era de las canciones favoritas del cuarteto de Liverpool. Presley intenaba seguir la canción con su bajo, mientras miraba la TV en estado "mute".

Paul se sentó a un lado de Elvis y Ringo al otro, mientras que George lo hizo de piernas cruzadas en el piso y John se quedó de pie y medio mudo por culpa de los nervios . Cuando vió que los chicos se acercaron a él, Elvis pidió a uno de sus asitentes que le quitaran el bajo y los desconectaran de su amplificador, luego apagó su televisor y todos quedaron en silencio. Pero Elvis rompió el silencio y los nervios al decir "Si ustedes vinieron a sentarse y mirarme fijo sin decir siquiera una palabra, pues me iré a la cama a dormir". Luego de esta broma, Elvis sonrió, Los Beatles se miraron y se rieron también. Elvis los miró nuevamente y dijo: "Supongo que podemos conversar un poquito, no?. Quizás me entusiasme y cante un poquito para ustedes".

El personal de Elvis trajo algo para beber, Los Beatles tomaron algo de Whiskey escocés mientras que el Rey tomo una botella de Seven Up y no recibió ninguno de los cigarros que fueron repartidos. Luego de platicar, hacer bromas y comentar detalles musicales, Elvis le pidió a sus asistentes los intrumentos musicales para tocar un rato con los muchachos. En cuestión de segundos les facilitaron a Paul, George y John unas preciosas guitarras. Mientras que Paul se acercó para preguntarle sorprendido por el bajo que tenía en sus manos, ya que no sabia que le gustaba ese instrumento. Elvis le dijo: "Estoy recién aprendiendo.... (Mientras tocaba algunas notas) me falta mucho mas de practica". Quizás Paul le hubera enseñado uno que otro truco... pero Elvis se sentía en los cielos.
Luego de eso paul dejó la guitarra y se fue a sentar al piano de cola blanco que tenia Elvis y esbozó algunos acordes. La canción elegida fue "You're My World", éxito de la cantante Cilla Black. Elvis intentó acompañarlos con el bajo pero no le "achuntó" a ninguna nota, mientras que John y George se lucían tocando las guitarras.
Luego de ese entretenido momento musical, Elvis se dió cuenta que Ringo estaba algo triste y cabizbajo al no poder hacer nada mientras cantaban, y le dijo "Lo siento, pero los Tambores los dejamos en Memphis!" y le pidió a otro de sus asitentes un pandero para el joven baterista.

Al parecer The Beatles y Elvis tenían gustos musicales muy distintos ya que nunca se pusieron de acuerdo en que canción tocar con esos intrumentos que les habían facilitado. Asi que empezaron a contar esas tipicas anecdotas que ocurren en las giras y sobre la pelicula que que Elvis estaba pronto a filmar en ese sector. "Seré un chico de campo que conoce chicas y canta canciones. La última vez que nos alejamos de esa fórmula perdimos dinero" le comentó a Lennon en esa ocasión.

Luego de eso, Elvis invitó a Ringo a jugar Futbol americano en su patio trasero mientras que Brian Esptein estaba en otra sala conversando sobre negocios con el Coronel Parker.
Pero a las 10:45 se abrió la puerta de la sala y apareció Priscilla, la novia del Rey y fue presentada al cuarteto como toda una princesa. Los Beatles, que no tenian mal ojo, quedaron impresionados con la belleza de esa joven mujer y la comparaban con una Barbie.
Se sentó junto a Elvis y empezaron a charlar otra vez sobre música, cine, rock and roll y muchas cosas mas hasta cerca de las 2 de la madruagada cuando los Beatles decidieron volver al Hotel, con sus sonrisas mas anchas y con el sueño cumplido de haber conocido en persona al Señor Elvis Presley.




Fuente: http://muzikalia.com/foro_leermensajes.php?ref_foro=1&ref_mensaje=7434