viernes, 15 de enero de 2010

BONUS TRACK: DATE CUENTA QUE ESTAS VIVO!!! (O UN PASEO POR LA VOZ DE LOS 80'S)


Los Prisioneros fueron una banda distinta en el rock chileno y sudamericano en los 80's. Ellos no eran virtuosos en sus intrumentos, no tenian la "facha" de las estrellas de rock ni eran parte de la elite musical que luchaba contra la dictadura de Augusto "Dictablanda" Pinochet.
Estos tres chicos de la comuna de San Miguel soñaban con ser famosos con su rebeldía adolescente. Ellos retrataban lo malo de su sociedad, miraban como su continente sufría el desprecio de los paises europeos y dedicaban furiosos versos a esos cantantes que con sus peinados y letras "mamonas" tenian mas fanáticas que canciones de calidad.

El 14 de Diciembre de 1984, Gonzalez, Tapia y Narea, lanzaron su primer disco titulado, como si fueran unos amigos de Nostradamus, "La Voz de los 80's". Un disco marcado de buenas canciones con ritmos de ska, reggea, punk y rock and roll.
Por eso, y a modo de presentarles este disco, los invito a un breve pero entetenido analisís de este album que marcó a muchas generaciones, al estilo de "Historias de una canción":



La primera canción de este disco se llama "La Voz de los 80's", una bomba rockera que contiene un discurso de tirar a la basura toda la mentalidad "hippie" que dejaron los jovenes de los 70's, argumentando que este mundo necesita "sangre latina" y que en "plena edad del plástico seremos fuerza y seremos cambio" dandole la tarea a los jóvenes en creer que todo puede ser distinto, acpesar de la dictadura y los muros mentales.
La segunda pista es una canción que tiene un sonido marcado por los Clash, su titulo es "Brigada de Negro" y contiene una critica ácida a esa juventud de chaqueta de cuero que solo vive en la burbuja de las fiestas, beber en exceso, fumar sus cigarros y "pescarse una chiquilla". Ese discurso iba directamente a esa juventud falsa, algo perdida y sin ideales propios cuyo unico fin era (y es) pasarla bien y lo que ocurra a su alrededor simplemente no les importaba.
Pero Gonzalez, Tapia y Narea en la tercera canción del disco nos traen un discurso en defensa del continente Sudamericano. Una introducción de batería (con sonido a "cumbia") nos avisa que esta empezando una canción que mezcla música de Jamaica con una letra al estilo "Florcita Motuda" cuyo titulo es "Latinoamerica es un pueblo al sur de Estados Unidos". La letra es una critica a esos paises del "Primer Mundo" que solo miran al pueblo latinoamericano como el patio trasero de Estados Unidos. Jorge Gozalez fue quien escribió esta mitica letra que hizo de Los Prisioneros una banda que ya no hablaba solo de los problemas en Chile, sino que tambien se daban cuenta que viviamos aislados como continente y que en el norte de America nos trataban como delincuentes, nos metian a la fuerza sus modas, sus falsas culturas y se reian de "nuestros imbeciles dictadores".
Luego de ese ataque de buenas letras con sentido social, aparece una canción de amor pero al estilo Prisioneros. Segun cuentan en varias entrevistas, en su barrio habia una niña que tenia "babosos" a todos los jovenes que habitaban ahí. Esa niña, cuyo nombre era Evelyn, tambien tocó el corazón del rebelde Jorge Gonzalez. Es por ello que le escribió esta canción llamada "Eve-Evelyn", donde saca todo su "Camilo Sesto" y "Salvatore Adamo" que lleva dentro y se sincera ante la belleza de esa niña. Para muchos, esta es una de las canciones mas bajas del disco pero contiene el detalle en que es una de las primera canciones de la banda en usar teclados y sintetizadores en su grabación, lo que posteriormente marcaria el estilo musical de estos tres jovenes de San Miguel.
La última canción del lado A del disco tiene como titulo la palabra que por ese entonces era "tabú": "Sexo". Una canción con sonido a Ska, que tiene una critica burlona a esas personas que cuando le hablaban sobre sexo se escondian tras sus deberes conservadores y Opus Dei, pero que a escondidas eran clientes faciles de comprar pornografía y comportarse como un animal. Gonzalez grita que "la virginidad es una cosa medieval" y que se rie en su cara de todas sus estupideces mentales de algunas personas sobre este tema. Sin lugar a dudas, una de las canciones clásicas de esta banda... y el fin de un lado A lleno de sorpresas. Ahora abres la casetera y cambia de lado para conocer que otras canciones nos dejan con los pelos de punta.


Comienza el lado B y la dupla Tapia-Gonzalez nos entrega una canción llamada ¿Quien Mató a Marilyn? Una canción dedicada a la figura de Marilyn Monroe y su enigmatica muerte que fue tema para una de las canciones mas recordadas de Los Prisioneros. Miguel Tapia sentado en su bateria nos señala varias pistas de quien fue el culpable de la muerte de esa bella mujer. Le echa la culpa al Ratón Mickey, a los Sadinistas, a un alpinista, a la televisión y a uno de sus amigos de barrio llamado Rodrigo Beltrán. El lado B empezó a todo ritmo!!!.
Una introducción rabiosa de guitarra electrica nos trae una de las canciones mas bellas de este disco. Nos referimos a "Paramar", que es una balada roquera que hasta hoy en día muchos solitarios cantan a viva voz en sus frias habitaciones.El tema trata sobre un jove que sueña con tener una pareja pero siempre cae en los mismo juegos de amor, donde es poco honesto ante las mujeres y siempre termina perdiendo. Por eso la letra nos dice que hay que evitar soñar, que no debemos ser estupidos para ser felices y que no debemos crear una falsa identidad. Una canción memorable, donde Jorge Gonzalez deja claro que lo suyo no es solo rebedía y que el amor es algo en que todos caemos aunque levantemos un cartel con falsas identidades.
La canción termina con un rotundo "yo no sirvo para amar" para dar paso a un solo de bajo que nos trae otra joya de este disco y una de las canciones mas potentes de esta banda. Aparece en escena un reggea al mas puro estilo The Clash llamada "No Necesitamos Banderas". Una canción dedicada a Latinoamerica y todos los abusos que le han hecho sus "dictadores" y los colonizadores de antaño. La canción en su furiosa letra nos pide que no necesitamos ni banderas ni fronteras, sino que todos podemos ser un solo pueblo para vivir en paz y sin miedo a lo que venga de los paises que mandan el mundo. Con canciones como esta, Los Prisioneros dejaban en claro que eran una banda valiente y sin miedo a nada, ya que pocos se atrevian a cantar un discurso como este en época de Dictadura, ya que estaba prohibido hacer pensar. No habian metáforas poeticas, no estaban cantando desde el éxilio ni eran parte de los apellidos de la Elite de izquierda. Los Prisioneros cantaron este "temazo" donde verdaderamente estaba la "escoba" siendo considerado como la voz de los que no podian hablar y eso lo hacen pocas bandas.
Despues de escuchar ese fantástico discurso a ritmo de Reggea, aparece en la cinta una canción cuya temática es muy llamativa. La televisión y sus estereotipos hacían estragos entre las mujeres, que querian tener a su lado un "macho" musculoso, bien peinado y ojalá rubio. Para esas niñas que tenian en su mente un video-tape, Los Prisioneros le dedicaban la pegajosa letra de "Mentalidad Televisiva". Una canción cuyo coro se parece a esas viejas canciones de The Beatles, pero dedicada a todos esos "bichos raros" que no eran del gusto de esas niñas que vivian pegada a los programas de televisión y soñaban con que un principe azul "Made in Disney" la fueran a buscar a las puertas de su hogar. La canción le hace honor a esa estúpida realidad ochentera. Ojo con el solo de guitarra de Claudio Narea...
Llegamos a la ultima cancion del lado B y de este excelente disco, altamente recomendable para quien quiera escuchar buena musica con sentido. Un desafinado solo de guitarra hace que empieze a sonar "Nunca Quedas Mal con Nadie", y que final nos tenian preparado estos tres chicos de San Miguel!!!. Una critica abierta a todos esos artistas de "quena y charango" que se las daban de rebeldes con canciones llenas de poesia y mensajes en metáforas que solo los intelectuales podrian entender. Generalmente esos rebeldes eran de apellidos Piñera, Gatti o Scaramelli que hablaban y actuaban como pobres cuando habian nacido en una cuna de oro y eran hippies con dinero que siempre estaban bien con todos y en sus mágicas canciones de protesta no se atrevian a decir a quien iba dedicada.
Termina la canción y quedamos con gusto a poco, a pesar de que la ultima pieza musical fue una bomba de racimo que le cayó pesado a muchos de esos cantautotes que se sintieron ofendidos con la letra cruel de Jorge Gonzalez.

Se apagó La Voz de los 80's, un disco digno de ser escuchado sin caer en la tipica pelea "Soda Stereo es mejor o peor que Los Prisioneros" o "Igual no más estos chicos se vendieron". Lo mejor es escucharlo y sentir el mensaje de esa época, escuchar esas letras que hasta ahora, en pleno 2010, siguen estando vigentes en las acciones populares.
Un album que es cosiderado como de los mejores en la historia de la música popular chilena, lleno de rebedía, de retratos de una generación marcada por la época mas gris de la Dictadira Militar y repleto de canciones clásicas...
Sintoniza el sonido y date cuenta que estás vivo!!!...

1 comentario:

Familia dijo...

buenisimooooo!!! me encanto tu blog! saludos andrea