jueves, 19 de enero de 2012

GAMES PEOPLE PLAY / JOE SOUTH



"Games People Play" es una canción del cantautor y guitarrista estadounidense Joe South, que fue lanzada como single en Diciembre del año 1968 y que arraso en las listas de ventas y los charts de todo el mundo con su atrativa propuesta lírica y musical.
Oriundo de Atlanta, Joseph Alfred Souter (nombre vedadero del artista) empezó su carrera musical en el año 1958 con moderados hits y además empezaba a escribir canciones para que fueran interpretadas por el maestro del rockabilly Gene Vincent ( una de las mas destacadas fue "I Might Have Known") y a raíz de ese potente trabajo fue reclutado por un empresario musical de su tierra natal quien lo contrató como guitarrista de sesión y con esa "pega" llegó a tocar en varios hits de aclamados artistas. Por ejemplo South fue el encargado de las guitarra en "Chain of Fools" de Aretha Franklin, en "The Sound of Silence" de Simon & Garfunkel y además fue parte de la banda de sesión utilizada por Bob Dylan en su aclamado LP Blonde on Blonde. A partir de esas nuevas experiencias, el guitarrista decidió retomar la composición y empezar una revitalizada carrera como solista que tuvo buenos frutos.

Una de las piezas musicales que le dió la eternidad musical a este aclamado músico fue "Games People Play", una notable canción insporada en la temática del famoso libro del mismo título publicado en el año 1964 por el famoso psiquiatra Eric Berne. En esa obra, el médico habla de manera muy directa sobre la psicología de las relaciones humanas, desenfundando a través de simples juegos varias tácticas y maniobras inconscientes que aparecen y conducen nuestra vida.
Bajo esa panorámica humana, Joe South escribió sobre la poca felicidad del vivir que tienen los seres humanos, quienes viven pensando de manera extrema y negativa ante los problemas que aparecen en el diario vivir. Por ello, South usa su canción a modo de protesta contra la desigualdad social, la hipocrecía, el odio entre humanos y la intolerancia en el plano social, con mensajes claros y sin tanta metáfora rebuscada.

Musicalmente la canción toma un rumbo notable, y mas encima retoma fuerzas cuando sale a la luz publica que todos los instrumentos fueron tocados por Joe South y sin ninguna ayuda externa. Es que el músico en ese entonces tenía un idea experimental donde todo lo que hacía tenía que tener el espiritu natural de la creación activa, por ello decidió ser él y sólo él la fuerza de entonación para sus obras.
Cabe señalar, eso sí, que gran parte de la melodía fue tomada de un viejo clásico de la música Cajún llamado "'Tit Galop Vierta Mamou", que fue interpretado con mucho éxito en el año 1965 por The Balfa Brothers y que posteriormente tuvo muchas versiones. Pero en su canción, South cambia ese solo de violín por una distorsionada guitarra sitar Danalectro.
Por esos años, donde la temática de la psicodelia hacía de las suyas, la marca registrada de todo hit era partir con un desolado solo de guitarra o juegos de cuerdas y South no quizo quedarse atrás y en esta canción se dió el lujo de empezar de esa manera su creación.

Ese manto musical formado por la guitarra sitar y el conjunto de violines es uno de los momentos mas notables de y brillantes dentro de la canción, y deja en claro que el trabajo de producción fue hecho con pinzas y cuidando cada detalle que aparecía en el camino. Luego aparece un teclado a escena junto a un grupo vocal que transita por toda la "rola" y la cosa se pone de alta calidad, demostrando que en esos años el Pop tambien era sinónimo de calidad y profesionalismo al máximo, algo que hoy en día se ha perdido pese a tener mucha tecnología en las manos como para hacer cantar hasta a un perro.

Una vez que la canción tocó los estantes de las disqueras, de inmediato se sintió aroma a hit (?). Ya a mediados de Enero de 1969 la canción entraba al Billboard Hot 100 y en pocas semanas escalaba hasta el lugar #12. Semanas después Joe South era grito y plata en el Reino Unido, donde esta canción llegó al puesto #6, dejando muy en claro que la calidad musical daba buenos dividendos.
Pero su momento mas alto de esta pieza fue a inicios del año 1970, cuando Joe South ganó el premio Grammy a "la canción del año". Con ese galardón la canción entraba al rincón de los hits eternos, y por ello es que hasta el día de hoy las radios aún la ponen en su parrilla musicales como intentando llevar al oyente a un paseo por los recuerdos de juventud y por los sonidos clásicos que tanta falta hacen hoy en día.
Que la disfruuuten!