jueves, 8 de diciembre de 2011

(IT'S ALL DA-DA-DOWN TO) GOODNIGHT VIENNA / RINGO STARR



"(It's All Da-Da-Down To) Goodnight Vienna" es una canción del músico británico Ringo Starr que fue lanzada como single un 2 de Junio del año 1975 (sólo para Estados Unidos) y que está incluída en el disco Goodnight Vienna, cuarta placa en solitario del que fuera baterísta de The Beatles, y en la cuál contó con la ayuda de varios de sus amigos de farra y colegas, entre los que destacan: Elton John, Harry Nilsson, Vini Poncia, Billy Preston, Klaus Voormann y John Lennon. Este último fue un aporte escencial para este disco, ya que dió varias ideas en la producción y además le cedió una que otra canción en la edición del disco. Finalmente dejó su voz y talento como compositor en la canción que abre el disco y además le dá el titulo a ese magnífico disco.

La historia de esta canción empieza en mayo de 1974, cuando Lennon vivía a concho su comentado "Lost Weekend” junto a la que fuera secretaria y coordinadora de los eventos culturales y artísticos de la familia Lennon-Ono: May Pang. Esta mujer fue "contratada" por Yoko Ono para que fuera la dama de compañia de su marido mientras pasaban una temporada de reflexión, desintoxicación y descanzo tras un periodo malo en el ámbito familiar, donde ambos ya se estaban excediendo en sus malos tratos.
De esa forma, y tras mudarse a Los Angeles, Pang fue la musa temporal de Lennon, y con ella, extrañamente, también vino una etapa muy fructífera en lo musical para el artista, que además de preparar su nuevo LP (el comentado Walls and Bridges ) también se daba tiempo para ayudar a su amigo Harry Nilson en la producción del disco Pussy Cats. Esas sesiones fueron históricas para el mundo del rock, ya que Lennon decidió trabajar en ese disco las 24 horas del día y para ello Pang les alquiló una cabaña para Lennon, Nilsson y su tropa de músicos en la hermosa localidad de Santa Mónica, donde hicieron de las suyas en base a los excesos.
Se cuenta que más que escribir canciones o trabajar a Full, Lennon y su pandilla se dedicaron a beber como atletas del vicio y cometieron mas de algun disturbio serio en los bares de esa hermosa zona (insultos de alto calibre a camareras era lo mas inocente que hacían). Entre los compinches de Lennon y Nilsson estaban Keith Moon (baterísta de los Who y profesional de la parranda) y un "reventado" Ringo Starr.

Tras reflexionar sobre sus actos, los músicos decidieron trabajar (!) en los estudios Plant West, donde Lennon lideró una sesión de grabación de material inédito. En esa ocasión grabaron una pieza llamada "Goodnight Vienna", donde aparte de Lennon, que tocó piano y cantaba toda la canción, participaron Jesse Ed Davis y Lon Van Eton en guitarras mientras que en batería y pandero estaba Ringo Starr. Finalmente, a este último le interesó la canción y decidió pedirle esa pieza a Lennon para que la incluyera en el próximo disco que estaba a punto de entrar en proceso de grabación. Obviamente, Lennon dió el sí.

En Agosto de 1974, y tras pasar un buen tiempo en Nueva York donde incluso se volvió a juntar con Paul McCartney, Lennon volvía a los estudios de grabación para darle la ultima vuelta a su disco Walls and Bridges, pero también se dió una vuelta por el estudio de grabación donde su amigo Ringo estaba preparando el material de su próximo disco. Tras una larga conversasión y una que otra "jamming sesion", John decidió colabora en la grabación de esa canción que le había cedido al baterísta.
Asi fue como el 6 de Agosto Lennon y Ringo se juntaron en los estudios Sunset Sound y grabaron en su totalidad la comentada "Goodnight Vienna", donde el autor de la pieza tocó el piano y además dió la orden de inicio para el resto de la banda.
Como dato curioso podemos mencionar que en esta pieza el maestro Billy Preston dejó por un rato de lado los teclados y tocó de manera magnífica el clavicordio.

La canción fue lanzada como single sólo para Estados Unidos, donde alcanzó el puesto #29 del Billboard Hot 100 y ayudó a que este disco fuera uno de los trabajos mas respetados de la extensa pero oscilante trayectoria musical de Richard Starkey.
Además, esta canción es una de las pocas colaboraciones que hizo Lennon para otros artistas o amigos, y hoy cuando se cumplen 31 años sin su presencia terrenal, a causa de un asesinato en manos de un cobarde y loco fanático, su legado musical se hace cada vez mas fuerte, y la leyenda siempre toma un camino mas ancho.
Que la disfruten!