lunes, 17 de agosto de 2009

HIGHWAY 61 REVISITED / BOB DYLAN



"Highway 61 Revisited" es una canción del gran cantautor Bob Dylan, la cual da título al álbum publicado en 1965 titulado tambien Highway 61 Revisited que es considerado por muchos como un disco épico en la carrera de este musico estadounidense.
Además, el 21 de diciembre de ese mismo año fue lanzada como cara B del single "Can You Please Crawl Out Your Window?".

Esta canción toma el titulo en honor a la Autopista 61 que va desde Duluth hacia Nueva Orleans y que fue el lugar donde Dylan pasó su infancia. Bob cuenta que dicha ruta era muy transitada por los afroamericanos que viajaban al norte hacia Chicago, Saint Louis y Memphis, siguiendo el valle del río Mississippi por más de 2250 km.

Musicalmente nos muestra una tipica letra surrealista de mano de Dylan y muy favorecida por la guitarra blues de Mike Bloomfield, ademas de la bien arreglada sección rítmica y por el sonido característico del órgano en los dedos de Al Kooper que imita a una sirena policial al inicio del tema y despues de cada estrofa.

Si analizamos con mas profundidad la sección lirica que nos relata Dylan, podemos darnos cuenta que la canción tiene cinco estrofas. En cada una de ellas, un personaje describe un problema, que se resuelve finalmente yendo a la Autopista 61:
  • En la primera estrofa, Dios ("God") le pide a Abraham que mate a su hijo en su nombre, y pide que lo haga en la Autopista 61. Esta parte alude claramente al Génesis 22:1-24, donde Dios pide a Abraham que mate a su único hijo, llamado Isaac, para probar su fe. Además, como dato curioso y que da para pensar, Abraham era el nombre del padre de Dylan.
  • Al escuchar la segunda estrofa nos damos cuenta de una historia de vagabundos que describe a un hombre, de nombre Georgia Sam, que pide ropa al departamento de asistencia social, pero como no se la dan, otro pobre, Howard, le dice que vaya a la Autopista 61.
  • La tercera estrofa trata sobre el problema del ficticio "Mack the Finger", que tiene cuarenta cordones rojos, blancos y azules, y mil teléfonos que no suenan ( se puede escuchar en la parte "I got forty red white and blue shoe strings / And a thousand telephones that don't ring"). Al final "Louie the King" soluciona el problema diciéndole que se deshaga de todo en la Autopista 61.
  • La siguiente estriofa alude a la "segunda madre" y al "septimo hijo" quienes se encuentran al lado de la Carretera 61. Esta parte debe estar inspirada en una famosa supersticion de origen europeo, según la cual el septimo hijo varon al llegar a la adolescencia se transforma en lobo los martes y los viernes por la noche. Para poder cumplir con este proceso ese "septimo hijo" se revuelca sobre algun elemento desintegrado, como por ejemplo arena, ceniza o la tumba de un cementerio.
  • La quinta y última estrofa trata de la historia de un apostador empedernido, que intenta crear la siguiente guerra mundial (en estos momentos seria la tercera). Su guerra seria planeada con un promotor que le dice que ponga algunas gradas al sol (?), y que lo haga en la Autopista 61. Obviamente detrás de este cuento sin sentido real y bastante misterioso se esconde un mensaje oculto hacia la política.
En el año 2004, la revista Rolling Stone incluyó esta joya de canción en su Lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, en el puesto 364.

que la disfruten!!