jueves, 13 de enero de 2011

I DON'T WANT TO SPOIL THE PARTY / THE BEATLES



"I Don't Want to Spoil the Party" es una canción del famoso grupo británico The Beatles, que fue incluída dentro del disco Beatles for Sale, que fue lanzado en el Reino Unido en Diciembre de 1964 y un año despues en el álbum Beatles VI, que fue hecho exclusivamente para Estados Unidos en 1965. Para promocionar el disco en tierras norteamericanas, esta canción fue publicada el 15 de Febrero de 1965 como lado B del single que incluía a la aclamada "Eight Days a Week".

Era 29 de Septiembre del año 1964 y The Beatles se encontraba en los estudios Abbey Road grabando el que sería su cuarto album musical. Lennon y McCartney ya tenían el repertorio casi hecho, y solo faltaba una canción por grabar, esta se llamada "I Don't Want to Spoil the Party" y se caracterizaba por ser una melodía muy triste que contrastaba con las alegres canciones de antaño que cubrían su fama mundial.

La historia cuenta que por eso días antes de entrar a grabar el disco, Lennon ya trataba de incluír en sus letras sus duras reflexiones sobre la vida marcada por la frustración de una juventud muy pesada y marcada por problemas familiares.
Ante todo ese extraño contexto, John se encontró en el estudio con un Ringo Starr que quería incluír en este disco una canción con sabor a "Country", que era uno de los estilos musicales favoritos del baterísta en el cuál ya estaban experimentado. Ante todo eso, Lennon intentó mezclar esas dos ideas...

Asi fue como llegó a la canción, y mientras buscaba nuevas canciones para el cuarto disco de la banda, Lennon se encontró con el disco que contenía "It's My Party" de la cantante estadounidense Lesley Gore. Por esos días de 1964, esa alegre y pegajosa canción era todo un hit entre la juventud y en los medios de comunicación sonaba a cada rato, pero mr. Lennon la odiaba. Su plástica y simple letra, hizo que Lennon no se sientiera parte de la fiesta de Gore y empezó a escribir una canción que iba en sentido contrario a esa melodía popular.
Bajo unos acordes ligados a la música Country, Lennon empezó a escribir una letra donde dejaba muy en claro sus penas y conflictos juveniles escondidas dentro de una historia sobre un hombre que está en una fiesta (quizás la fiesta de Lesley Gore!!) y a la vez espera la llegada de su novia. Pasan las horas y la chica nunca llega, ante eso simplemente pesca sus cosas y se marcha con el corazón destrozado y la cabeza baja para no estropear esa fiesta donde todos la pasaban bien, menos él.
Años despues, Lennon diría en una entrevista que "I Don't Want to Spoil the Party" era una canción muy personal y trataba sobre sus frustraciones con respecto a la fama. Además, el músico añadió que la ídea de cantar la canción y no dejarla para la voz de Ringo se debió a que " en esos días yo tenía menos material musical que Paul por que este era mas bueno en la guitarra, y en verdad, él me enseñó muchos trucos en la guitarra. Debido a eso, y sumado el contenido de la letra, decidí cantar esta canción".

Mientras tanto, Paul confesó en su biografía, Many Years From Now, algunos datos muy interesantes sobre la canción, en especial sobre el hecho de que Ringo se quedó con los brazos cruzados esperando cantar: "Ringo tenía un gran estilo y era muy entregado dentro de la banda. Por eso, siempre los fans esperaban algo de él, por lo que siempre le escribíamos una canción para que la cantara."I Don't Want to Spoil the Party" era la canción, y sonaba muy linda y fue co-escrita por John y yo. Aunque suena más a John, ya que él hizo el 80% y yo el 20% del trabajo. Eso no significa que no haya sido divertido escribir esta canción, ya que era arte, y esto iba de la mano con eso, por algo Ringo hizo un buen trabajo".

Si bien la canción logró entrar en el puesto #39 de las listas de Estados Unidos, la canción dejó muy en claro que The Beatles ya daba un paso más adelantado a comparación con la competencia. Ellos ya empezaban a probar nuevos estilos musicales y a mezclar sus influencias de tal manera que salían "joyitas" como esta y eso ya les daba un aplauso mundial.
En 1989, la cantante de música country Rosanne Cash, hija del maestro Johnny Cash, se tiró a la piscina con una versión de "I Don't Want to Spoil the Party" y conquistó el primer lugar en el American Country chart. Eso ya lo dice todo...
Larga vida a Los Beatles y que la disfruten!!!!

1 comentario:

Celso Yañez dijo...

Una muy buena cancion de Lennon, hay una cierta remenicencia del pasado de John en cuanto a las relaciones humanas en esta cancion, sincera y simple en cuanto a los sentimientos expresados, en esto radica la belleza de su poesia y esa melodia que la hace sentir como es, hermosa y triste pero confiada en la trascendencia del verdadero amor.